Un explosivo le provocó graves quemaduras y así luce un año después (FOTOS)

La niña de 4 años vive hace un año en el hospital y no se sabe nada de su familia

23 de Febrero del 2017 - 15:35 » Textos: Javier Ramos » Fotos: Javier Ramos

La llaman cariñosamente 'Tsoroki', y a su corta edad ya sabe lo que significa caer en desgracia. Nadie sabe de donde vino, quienes son sus padres o si tiene hermanos y familia, hace un año soldados del Vraem la encontraron en la selva tenía las manos con quemaduras y los dedos pegados.

En aquel entonces tenía 3 años, lloraba y se quejaba por el dolor que sentía. Los soldados se compadecieron de la pequeña y la llevaron a una comunidad nativa cercana, allí la jefa nativa Rosalinda Rivera Sharete la acogío y la llevó al centro de salud de Mazamari en Satipo y de allí al  hospital "Julio Demarini Caro", era el mes de enero del 2016.

Durante un año la pequeña Tsoroki fue sometida a diversas operaciones, se determinó que sus manos fueron afectadas por algún explosivo. "Desde que llegó al hospital el personal se turna para atenderla y darle de comer, todos le han agarrado cariño", narra el médico Fernando Polanco director de la Red de Salud de Chanchamayo.

Cuando el corresponsal de Correo llegó a visitar  a la niña en el hospital, una obstetra le daba de comer, "Ayer cumplió cuatro años, el personal le hizo una fiestecita", nos dice la profesional.

Tsoroki, fue internada con el apellido de la jefa nativa que la llevó pero se desconoce el paradero de su familia pues nadie ha preguntado por ella, el Juzgado de Familia a dispuesto que la niña sea puesta en adopción o internada en un albergue ya que por el tiempo se ha establecido la situación de abandono.

La niña se ha convertido en un símbolo de las familias que padecen por al violencia en la zona del Vraem.