​Violencia escolar incrementa cifras en la región Junín 

Casos son de agresión entre compañeros o de personal de planteles contra alumnos
​Violencia escolar incrementa cifras en la región Junín 

​Violencia escolar incrementa cifras en la región Junín 

18 de Octubre del 2017 - 09:19 » Textos: Carmen Ramos » Fotos: Correo

Una pelea entre dos escolares en un salón de clases de la institución educativa Nuestra Señora de Cocharcas, genera preocupación respecto a la violencia escolar que ocurre en las instituciones educativas.

En la región Junín, en lo que va del 2017, se han reportado 145 casos de violencia entre escolares o ejercida por el personal que labora en las instituciones educativas contra los alumnos de instituciones educativas públicas y privadas, informó el especialista en tutoría de la Dirección Regional de Educación, José Koo Ambrosio.

El tema de la violencia entre estudiantes, sobretodo de secundaria, es una problemática que se incrementa en Junín y no es que los niños y adolescentes sean violentos, sino que proceden de hogares donde conviven con la violencia, manifestó la jefa de la comisaría de Familia, teniente PNP, Pamela Aróstegui Gómez.

Los niños y adolescentes adquieren patrones de conducta en sus hogares, el comportamiento que demuestran proviene de sus padres.

Si un niño presenció maltrato en su hogar o fue agredido, esa cólera y frustración de no poder decir nada ante el abuso a veces la replica en la escuela, se nota porque son niños poco tolerantes, no quieren jugar, ni prestar sus cosas, explicó la oficial.

En los casos de agresión escolar, los maestros deben ser los primeros en alertar lo que ocurre en las instituciones educativas, donde existen los departamentos psicopedagógicos y de tutoría, que cuentan con un psicólogo que abordará la problemática y propone una terapia de tratamiento al mal comportamiento de los alumnos.

CAUSAS. Según el portal del Siseve del Ministerio de Educación no hay una única causa que explique la violencia escolar. Los expertos internacionales dicen que las siguientes características incrementan el riesgo de una persona de ser afectada por este tipo de violencia.

A nivel individual, cuando los escolares tienen baja autoestima, impulsividad, fracaso escolar, pocas habilidades sociales y egocentrismo.

A nivel familiar, por ejemplo, tienen que ver mucho las prácticas de crianza autoritarias, maltrato intrafamiliar, poco tiempo compartido con la familia y escasa comunicación.

A nivel de las escuelas, por ejemplo, hay riesgo cuando hay normas de convivencia confusas, falta de liderazgo institucional, ausencia de educación en ciudadanía y falta de respeto y autoridad del profesorado.

La comunidad también influye cuando existen escasas oportunidades económicas, violencia urbana y bajos niveles de participación.

El especialista en tutoría de la Dirección Regional de Educación, José Koo Ambrosio manifestó que el caso de violencia escolar registrado en Huancayo es muy grave y por lo tanto requiere un tratamiento minucioso. Refirió que la leyes protegen a los menores y bajo ninguna circunstancias pueden ser expulsados de la institución educativa, al contrario ante la existencia de un problema los docentes del plantel deben plantear una solución integral.