Asesinan a empresaria y arrojan el cuerpo al río Huallaga

Nicolasa Barreto Solórzano (68), desapareció el 19 de octubre a las 3:00 pm cuando salió de su casa. Tiene varios golpes en todo el cuerpo.
Asesinan a empresaria y arrojan el cuerpo al río Huallaga

Asesinan a empresaria y arrojan el cuerpo al río Huallaga

23 de Octubre del 2017 - 09:37 » Textos: Efraín Huerta » Fotos: Efraín Huerta

Fueron tres días de terror para la familia Barreto Solórzano, quienes buscaban por tierra y agua a la abuela más querida de toda la familia y desde que nació se convirtió en una exitosa empresaria en Chavinillo - Huánuco.

DESAPARICIÓN. Según fuentes policiales Nicolasa Barreto Solórzano (68), desapareció el 19 de octubre a las 3:00 de la tarde cuando salió de su casa, ubicado en el Jr. Los Jazmines N 516 Paucarbambilla, para llevar comida a sus animales que están en su otra casa. Al no llegar a su vivienda, la familia inició la búsqueda y al no hallarla pusieron la denuncia en la Depincri de Huánuco. Es así que ayer a las 8:00 de la mañana un menor de 8 años, que estaba por las inmediaciones del Fundo Pacán, vio en la orilla del río Huallaga un cuerpo, corrió a verlo y llamó a los serenos de Amarilis, quienes llegaron raudamente y al ver que no se podía hacer nada reportaron el hecho a la Policía.

Al llegar los efectivos con los médicos legistas realizaron las primeras pesquisas.La empresaria que actualmente tenía un grifo, y en la ruta de Llicyatambo, un restaurante , tenía un golpe conciso en la cabeza de al menos 6 centímetros de diámetro.Su pierna izquierda tenía un golpe y una fractura al igual que su brazo izquierdo que no tenía ningún hueso sano.

Fuentes policiales indicaron que la mujer no habría muerte en ese lugar y que posiblemente fue traída al río para supuestamente hacer creer que se habría ahogado. El golpe y los hematomas se producen antes, de la muerte, no después, señaló el especialista en medicina. Policías iniciaron con las investigación del caso para hallar la verdad.

Bienes : La empresaria tenía un grifo y un restaurante en la ruta de Llicyatambo, habría despertado muchas ambiciones.