Asesinan a estudiante que fue golpeada y abusaba en víspera del Día de la Mujer

Menor tiene rasgos de haber sido golpeaba salvajemente
Asesinan a estudiante que fue golpeada y abusaba  en víspera del Día de la Mujer

Asesinan a estudiante que fue golpeada y abusaba en víspera del Día de la Mujer

09 de Marzo del 2018 - 09:39 » Textos: Efraín Huerta » Fotos: Efraín Huerta

La triste historia de E. A. S. (17), es una crónica de una muerte anunciada, debido a que Brayan Ramírez Mazgo (19) fue denunciado por sus familiares hace varios mes por pegarle y abusar sexualmente de la menor. Sería el verdugo de la mujer que tanto dijo amar.

Final. La adolescente proveniente de Chaglla, era una estudiante del quinto de secundaría de un colegio de ese distrito, pero las redes que le tendió Ramírez fueron más poderosas y la convenció a dejar el colegio a mitad de año. La mañana de ayer en pleno día de la mujer, la madre de la menor edad, Rosaura Santamaría Lino, denunció y acusó a Brayan Ramírez, de ser el autor del terrible final de su hija mayor. “Brayan maltrataba a mi hija, la golpeaba y abuso sexualmente varias veces de ella por eso nosotros lo denunciamos. La amenazó de muerte sino se quedaba con él y me amenazó a mí y mi esposo de muerte si no le dejamos estar con ella, él la mató”, manifestó la madre entre lágrimas. Según la madre estaba en el centro de Salud de Chaglla y al promediar el mediodía ingresa una camilla con su hija muerta. “No supe qué hacer mi esposo le dio respiración boca a boca, pero no reaccionó. Berly Ramírez, la trajo en una mototaxista diciendo que se tomó veneno y hoy los resultados han salido negativo”, denunció la madre. Su padre Isaías Aguirre, manifestó que el chico los amenazó de muerte si no su hija no se quedaba con él. “Algo a pasado, él debe responder, dónde está, preguntó. Él se ha fugado por que sabe lo que ha echo”, dijo el padre. La necropsia no determinó la muerte exacta y en tres meses se conocerá los resultados finales.

Golpes :La aspirante a chef tenía un golpe en la pierna izquierda y rasguños en el cuello, como un golpe directo en la quijada.