Conozca a los nuevos valores del arte plástico huanuqueño

Juveniles desarrollan diversas técnicas y temáticas de la mano de Martín Cáriga Funes

01 de Febrero del 2018 - 11:40 » Textos: Arelia Luna » Fotos: Arelia Luna

Nuevos talentos en las artes plásticas aparecen en la ciudad del mejor ‘Clima del Mundo’, quienes en un corto tiempo de asesoramiento y práctica aprenden a desarrollar al máximo sus destrezas y habilidades para la pintura.

Talento. A sus 12 años de edad Farid Enrique Palacios Palermo, destaca entre los alumnos del reconocido artista plástico Martín Cáriga Funes. Farid aprendió a plasmar sus destrezas para con la pintura en diversas técnicas y temáticas.

Juan Jefri Trujillo Lázaro, de 13 años de edad también es otro adolescente que pinta como los dioses, ambos son alumnos de la academia ‘Arte Total Funes’, del reconocido maestro Martin Cariga Funes, quien egreso de Bellas Artes Lima.

“Con cada uno de ellos en promedio se desarrolló un mes y medio de trabajo, los juveniles desarrollan magistralmente el pincel, para plasmar sus creaciones pictóricas en la técnica del óleo pastel, en una variada temática partiendo desde el realismo de los bodegones hasta el surrealismo del león”, expresa Cáriga Funes.

Pintura. El formato de las obras pictóricas son de 80 por 60 y de 90 por 70 centímetros, desarrollado sobre cartulina Canson de 200 Gramos.

Un promedio de 10 a 12 trabajos pictóricos realizaron durante las enseñanzas y asesoramiento con el pintor Cáriga Funes, cada uno de los nuevos valores en las artes plásticas de Huánuco.

Muestra. Para la primera semana de marzo están programando una exposición pictórica, donde demostrarán a la población huanuqueña sus creaciones que darán mucho de que hablar.

Asimismo, en la muestra de arte de ‘Arte Total Funes’ serán expuestos los mejores trabajos de los 20 alumnos de Cáriga Funes.

“El talento es parte de un don, que cualquier persona no lo tiene, pero que si se puede aprender con la práctica, para desarrollar formalidades estéticas de su vida personal, los pintores que se hacen tienen un techo, pero los que nacen con ese don su aporte a las artes visuales es infinito, inacabable”, resalta.