Huánuco: Delincuentes le cortan el rostro y masacran a taxista para robarle su auto

Temblando, semidesnudo y en un charco de agua, fue encontrado un taxista que fue asaltado en Limonpampa. Los delincuentes luego de robarle su vehículo y todo lo que tenía, lo arrojaron a un escampando.​
Huánuco: Delincuentes le cortan el rostro y masacran a taxista para robarle su auto

Huánuco: Delincuentes le cortan el rostro y masacran a taxista para robarle su auto

15 de Septiembre del 2017 - 09:27 » Textos: Efraín Huerta » Fotos: Efraín Huerta

Temblando, semidesnudo y en un charco de agua, fue encontrado un taxista que fue asaltado en Limonpampa. Los delincuentes luego de robarle su vehículo y todo lo que tenía, lo arrojaron a un escampando.

Llamada. Fue una llamada de auxilio de una pobladora de Limonpampa, que alertó a agentes de la comisaría de Amarilis, indicando que había un muerto muy cerca de su casa.

Los efectivos salieron a verificar y encontraron a Francisco Concepción Faustino (44), quien estaba acurrucado en un charco de agua de color rojo el cual había sido teñido por su propia sangre, producto de un terrible corte de al menos 10 centímetros en la cara. 

El taxista solo atinaba a decir a los agentes que lo asaltaron y luego se desvanecía. De inmediato lo subieron al patrullero y los condujeron hasta el hospital Hermilio Valdizán.

Al llegar al nosocomio, Concepción ingresó al área de trauma shock en la que el médico de turno lo estabilizó y luego comenzó a coserle el enorme corte que tenía en el rostro, que iba desde la frente hasta la nariz, tal fue la profundidad del corte que la piel se le caía. 

Luego de ser atendido por los médicos, el taxista manifestó a los galenos que él habría hecho una carrera hasta ese sector y dos sujetos lo cogotearon y al no dejarse robar, le cortaron las cara y luego lo aventaron a ese lugar llevándose su vehículo de placa N° W4P-902 modelo Tico valorizado en más de S/ 12 mil.

Efectivos iniciaron las investigaciones para aclarar lo acontecido.

Concepción Faustino estaba acurrucado en un charco de agua de color rojo, el cual había sido teñido por su propia sangre. Agentes llevaron a herido a hospital Hermilio Valdizán.