Jacobo Salinas Santos : "No todo está perdido, existe una reservada moral"

Docente refiere que no se debe olvidar el ‘Huanucazo’ y las vinculaciones a ese caso
Jacobo Salinas  Santos : "No todo está perdido, existe una reservada moral"

Jacobo Salinas Santos : "No todo está perdido, existe una reservada moral"

31 de Marzo del 2018 - 13:36 » Textos: Efraín Huerta » Fotos: Efraín Huerta

Jacobo Salinas Santos, es docente de la Universidad Nacional Hermilio Valdizán Medrano y decano de la Facultad de Ciencias Agrarias, y desde su juventud viene buscando que la voz de los huanuqueños sea realmente escuchada por sus autoridades. Ahora con los cabellos llenos de experiencia y capacidad, busca convertir a una región en un lugar del buen vivir

¿Cómo nació en usted en convertirse un líder universitario? Cuando ingresé a la universidad a estudiar agronomía, en el salón tocaba elegir a un representante, entonces una de mis compañeras propone mi nombre como vocero oficial, entonces todos se ríen y era porque yo era tartamudo. La elección se dio y me eligieron, salí al frente y por tanto miedo al público, lo único que dije fue gracias. Obviamente todos se vacilaban, pero eso me motivo a superarme. Me iba cada tarde a orillas del Huallaga y trataba de hablar con el río y explayarme como gran orador. Así pasaron los años y cuando llegó al tercero año era mi momento de aplicar todo lo que me había preparado. Entonces comencé a reclamar nuestros derechos.

¿Qué logros obtuvo en esos años como estudiante? Cuando ya era dirigente regional y me eligieron como representante universitario tomamos con palos y picos la hacienda Andabamba, exigiendo que se nos de terrenos para estudiar. En ese tiempos no dieron 31 hectáreas y en la que hoy es la casa superior de estudios de la Unheval. De ahí siempre se han hecho grandes proyectos para los colegas estudiantes y muchos han podido hoy consolidarse como grandes profesionales.

Ser dirigente implica riesgos ¿Qué dificultades pasó al ser contestatario ? Muchas, hoy recuerdos muchas con nostalgia. Nos llevaron presos cuando éramos jóvenes dirigentes y nos acusaron injustamente de pertenecer a un grupo sanguinario y extremista como Sendero Luminoso y el MRTA. Fueron etapas difíciles, muy dolorosas para la familia. Pero con el tiempo todo sale a la luz. Pero sin duda los que más sufre son la familia, los verdaderos amigos y con los años te das cuenta quienes son. Algunos que creía que eran mis amigos se pasan la vereda para no chocarnos cara a cara. Uno pasa por muchas cosas y aprende siempre de sus errores y aveces excesos.

¿Cuántas veces quisieron matarlo? Supongo que muchas, por parte del Estado tal vez pensando que era un senderista o por el mismo SL. Cuando viajo a Lima y puedo demostrar mi inocencia tengo acceso a un expediente fiscal de un grupo de SL, en el que decía que el 21 de diciembre era el día que iba a morir. Me quedé mudo y un frío enorme ingresó en todo mi cuerpo, todos vamos a morir, lo sé, pero que alguien decida tu muerte eso es diferente.

En este momento complicado para la política ¿ Por qué ir al gobierno regional? No todo está perdido, existe una reservada moral y hay personas transparentes. Creo en ellos y estoy convencido que es tiempo de cambiar los destinos de Huánuco, que no solo es la ciudad, si no hay más de 800 mil hermanos que necesitan que el gobierno llegue a sus puertas y agarren las lampa y pico para construir nuevos camino de esperanza y un buen vivir. El poder es de los cholos y no de los corruptos.

Ojo en Familia

Lo más leído