​Más de 300 vehículos varados en la Carretera Central por huaico

Choferes reclaman que una sola maquinaria es insuficiente
​Más de 300 vehículos varados en la Carretera Central por huaico

​Más de 300 vehículos varados en la Carretera Central por huaico

17 de Octubre del 2017 - 07:43 » Textos: Efraín Huerta » Fotos: Correo

Momentos de angustia y pánico vivieron los transportistas al ver que el cerro de la quebrada en Churubamba se derrumbaba y tapaba el pase total a los vehículos de la vía Central.

HUAICO. El deslizamiento habría iniciado al promediar las 3:00 am de ayer, esto a raíz de las constantes lluvias que cayeron el fin de semana en ese lugar.

Primero, pequeños bloques de piedra y tierra se deslizaban, pero fue al promediar las 3:50 am que todo el cerro se viniera abajo causando el pánico para un tráiler y dos autos que iban en ruta y que vieron lo sucedido.

“Nosotros estábamos viniendo lento, pero a lo lejos vimos que comenzaba una humareda de polvo, con mi copiloto comenzamos a ir más despacio de lo acostumbrado y de repente vimos que todo se nubló, frenamos y ya cuando todo pasó vimos que no había pase, pensábamos que había tapado un auto o vehículo, pero hasta el momento no hay nada, ni se ve rastros de ello ”, manifestó el conductor del tráiler que está primero en la fila.

Tras lo ocurrido, efectivos de las diversas comisarías llegaron hasta el lugar pero no pudieron hacer nada así es que llegaron al Centro de Operaciones y Emergencias del Gobierno Regional de Huánuco, quienes dispusieron una retroexcavadora, para que inicia los trabajos de habilitación de l vía central.

Luego de varias horas, los afectados pidieron la inmediata presencia de las autoridades para limpiar la vía Huánuco-Tingo María, debido a que la maquinaría sería insuficiente para limpiar dicho camino. “No es posible que traigan una sola maquinaria, se ha venido un cerro, y la cantidad de tierra es mucha”, manifestó John Cristóbal Alejo, vía telefónica. Según cifras son al menos 300 vehículos que están varados.

HORA. Al inicio pequeños bloques de piedra y tierra se deslizaban, pero fue al promediar las 3:50 de la mañana que se vino el cerro.