​Menor atropellado por auto muere luego de una penosa agonía

Sus padres que son de condición humilde fueron sorprendidos por chofer que les hizo firmar una transacción extrajudicial por 1500 soles
​Menor atropellado por auto muere luego de una penosa agonía

​Menor atropellado por auto muere luego de una penosa agonía

18 de Febrero del 2017 - 00:06 » Textos: Alicia Fretel » Fotos: Alicia Fretel

A casi 72 horas del aparatoso accidente de tránsito que sufrió, Ulises Presi Rivera Medrano (17), ayer, falleció en la sala de trauma shock del hospital Hermilio Valdizán, a donde fue auxiliado por personal de Serenazgo de Pillco Marca. El atropello ocurrió el 14 de febrero en la carretera Huánuco - Ambo, altura de la zona conocida como La Lagunita cerca a Vichaycoto.

Según testigos, el menor que intentaba cruzar la vía fue impactado por el vehículo rojo solar, marca Chevrolet, modelo Spark Lite de palca ACR-270 que circulaba a excesiva velocidad y era conducida por Nicolás Josep Meza Ponce (29).

Tras el violento impacto el transeúnte voló varios metros para caer al pavimento en estado inconsciente. A bordo del vehículo de Serenazgo fue trasladado al hospital Hermilio Valdizán, donde el médico de turno diagnosticó traumatismo encéfalo craneano severo.

Después de dos días, sus familiares que viven en Tomay Kichwa y lo buscaban desesperadamente hallaron agonizando en el nosocomio.

ACUERDO. Aprovechándose la condición humilde de los padres del menor agraviado, ayer, firmaron un acuerdo extrajudicial por accidente de tránsito, donde Nicolás Meza Ponce (chofer del vehículo) acepta pagar 1500 soles por la estadía y tiempo de recuperación de la salud de Ulises Rivera Medrano.

El acuerdo mutuo fue legalizado por el notario Luis Dominique Palacios quien al momento de firmar advirtió que dicho documento no fue redactado en dicha notaria, sino en otro lugar.

En la transacción extrajudicial, consignaron como número de placa B4I-371 que corresponde a un vehículo rojo, marca Suzuki, modelo Alto que según la página de la Sunarp el propietario es Walter Castillo Rivera.

Otro detalle es que el auto que atropelló al agraviado circulaba con el SOAT vencido y tras el accidente compraron el seguro el 14 de febrero tal como figura en la página de Apeseg.

CUERPO. Al cierre del informe, los restos del menor continuaban en la morgue del hospital a la espera de la desición del fiscal.