​Ordenan cárcel para tres agricultores por apedrear patrullero en Huánuco

Agricultores afrontan proceso judicial privados de su libertad por el delito contra la tranquilidad pública
​Ordenan cárcel para tres agricultores por apedrear patrullero en Huánuco

​Ordenan cárcel para tres agricultores por apedrear patrullero en Huánuco

05 de Febrero del 2018 - 12:43 » Textos: Arelia Luna » Fotos: Correo

Por atacar con piedras a un patrullero de la comisaría de Huánuco, el Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria de Huánuco dictó siete meses de prisión preventiva para tres agricultores detenidos.

Abdias Inocente Ventura (27), Erlindo Crispín Bueno (33) y Emerson Lino Laurencio (26), fueron traslados la madrugada al penal de Potracancha, desde donde afrontarán la investigación por el presunto delito contra la tranquilidad pública.

HECHO. Los tres agricultores están siendo procesados judicialmente por apedrear y destrozar el parabrisas de un patrullero de la comisaría de Huánuco.

Para recordar, el ataque fue registrado en los días del paro indefinido, en las inmediaciones del centro comercial Real Plaza, cuando los agentes intentaban disuadir a la turba de revoltosos. Los indicados sujetos cogieron piedras de gran tamaño y las lanzaron sobre el vehículo policial.

En el lugar también fueron intervenidos Israel Solórzano Justo (25), Alex Crispín Rubino (27) y Fisher Yúnior Vargas Salcedo (23), quienes también lanzaron proyectiles de todo tipo y calibre sobre las casas y negocios, tratando de rescatar a los primeros.

Anteriormente fueron detenidos Juan Cárdenas Zamudio (19) y un menor de 16 años, en las inmediaciones del puente Huayopampa. La policía incautó una honda de jebe que utilizaban para atacar tirando pequeñas piedras.

Los ochos detenidos fueron trasladados al Departamento de Investigación Criminal (Depincri) donde son investigados por el delito contra la tranquilidad pública en la modalidad de disturbios.

DETENIDOS. La noche del miércoles siete revoltosos fueron detenidos al enfren-tarse a la policía en el óvalo E. Pavletich.

Lo más leído