Ica

Barandiarán: “Hubo un atraso tarifario desde el 2011”

Gerente de Emapica asegura que si se suspende el alza de tarifas, la empresa seguirá bajo administración de OTASS
Barandiarán: “Hubo un atraso tarifario desde el 2011”

Barandiarán: “Hubo un atraso tarifario desde el 2011”

10 de Abril del 2018 - 11:23 » Textos: H. Aldoradin » Fotos: Grupo Epensa

El gerente general de Emapica, Juan Carlos Barandiarán Rojas, señaló que la reciente actualización de la tarifa de agua ha generado un impacto entre los usuarios que hoy volverán a protestar por el alza.

“Hubo un atraso tarifario desde el 2011. La empresa no ha tenido un aumento tarifario. Todo sube. Sube desde el cloro que se utiliza como desinfectante en el agua. Suben los materiales para el mantenimiento, si no se sube (la tarifa) la empresa no puede hacer una adecuada gestión. La tarifa estaba congelada”, comentó.

Advirtió que si la actual tarifa se aplica conforme al estudio realizado por Sunass y su suspensión llevaría a la precariedad del servicio, hecho similar que llevó a que la empresa municipal sea intervenida por el Organismo Técnico de la Administración de los Servicios de Saneamiento (Otass).

Emapica junto a otras once empresas tienen actualmente el Régimen de Administración Transitorio (RAT) para reflotar y mejorar los indicadores de calidad de servicio y por estar en riesgo de insolvencia por no cumplir sus compromisos financieros.

Barandiarán dijo que Emapica estará bajo el RAT por un periodo de tres años y luego se realizará una evaluación que permita conocer si logró salir de la precariedad. “Si no se cumplen con las metas, seguirá bajo este régimen”, señaló el gerente del organismo.

MEDIDORES. Explicó que dentro de las metas de gestión a ser evaluadas están la instalación de los micromedidores. Emapica tiene 50 mil usuarios y apenas 22 mil tienen la micromedición que representa el 51%.

Al finalizar el quinquenio se espera que entre el 90 y 95% de los hogares de Ica tengan medidores. Este 2018 se instalarán 12 mil micromedidores, pero sostiene que existe rechazo en sectores como la Urb. La Palma.

“La resistencia es porque dice que no hay continuidad de agua. La redes tienen válvula de aire y los medidores también válvulas de aire. El medidor mide el flujo y al medir el flujo, si no pasa agua, no va registrar nada. Si no hay uso solo se facturan los cargos fijos de acuerdo a la norma”, afirmó el gerente.

Dentro del quinquenio está la ejecución de diferentes proyectos por 50 millones de soles, de los cuales 19 millones ya fueron transferidos por Otass. El saldo restante debe salir de la tarifa cobrada para ejecutar las obras.

Se tiene previsto la rehabilitación de redes en Ica, Parcona, Los Aquijes y Palpa.

Además, se tiene concluido el expediente técnico para renovar las redes del sistema de agua potable y alcantarillado en Huacachina.

El gerente comentó que apenas 700 usuarios han reclamado por el alza del tarifa, “un número muy reducido”, argumentó el funcionario.

Lo más leído