Ica

Embarcaderos pesqueros de la región no califican para exportar a la Unión Europea

Según un comunicado de SANIPES, no aparecen los embarcaderos de Laguna Grande, Lagunillas, San Andrés, Chincha y Marcona.
Embarcaderos pesqueros de la región no califican para exportar a la Unión Europea

Embarcaderos pesqueros de la región no califican para exportar a la Unión Europea

13 de Marzo del 2018 - 12:08 » Textos: A. Camacho » Fotos: Grupo Epensa

De acuerdo al comunicado N° 020 - 2018 del Organismo Nacional Sanidad Pesquera (SANIPES), la infraestructura de los desembarcaderos pesqueros artesanales de la provincia de Pisco, y de la región Ica en general, no califican para descargar productos hidrobiológicos de exportación.

Luego de la evaluación sanitaria realizada a la infraestructura pesquera, SANIPES publicó la relación de infraestructuras pesqueras para el desembarque autorizados para la descarga de productos de la pesca con destino a la Unión Europea y no aparecen los embarcaderos de Lagunillas, Laguna Grande, San Andrés, en la provincia de Pisco, el desembarcadero de Chincha, en Chincha, y Marcona, en la provincia de Nasca.

SANIPES, en el marco de sus competencias, informó que hace cumplir las exigencias impartidas por la Unión Europea en materia sanitaria, pesquera y acuícola de acuerdo a lo establecido en el anexo VI del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre la Unión Europea y el Perú referente al Acuerdo Nacional de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias.

NEGLIGENCIA. Para la consejera regional por la provincia de Pisco Dery Gonzales Carrizales existe “negligencia de parte de la Dirección Regional de la Producción (DRPRO) Ica”, a cargo del ingeniero Julio Arenas Valer, y del Gobierno Regional de Ica, que preside Fernando Cillóniz Benavides.

A decir de la consejera, las autoridades mencionadas “no han podido levantar” las observaciones sanitarias hechas por SANIPES.

Esta medida perjudica enormemente a los pescadores artesanales maricultores de los sectores de El Chaco - Paracas, Lagunillas, Laguna Grande y San Andrés, de la provincia de Pisco, que se encontraban a la espera de dicha certificación para poder vender sus productos al mercado exterior y así poder aliviar la complicada situación económica que atraviesan.