Ica

“Nuestro pollo a la brasa marca la diferencia”

Calidad, sabor y sazón son las claves, según Luis Moyehuara, quien inició el negocio con sus hermanos
 “Nuestro pollo a la brasa marca la diferencia”

“Nuestro pollo a la brasa marca la diferencia”

19 de Julio del 2015 - 12:54 » Textos: Felipe Gamonal » Fotos: Ray F. Gómez Carrera

Hoy se celebra el Día del Pollo a la Brasa en el Perú y sin duda que es el plato preferido de todos. En Ica, desde hace año y medio, hay una pollería que ha entrado con el pie derecho a competir con cadenas muy conocidas. D’Luis se llama, y tras su sabor, cuya particularidad es que no hastía para nada a quien lo prueba, hay tres hermanos emprendedores quienes notoriamente aman lo que hacen.

Luis Moyehuara Salazar (34) fue el iniciador. A los 18 años empezó a trabajar en una cadena de pollerías. Se inició de mozo y tras pasar por todos los puestos llegó a ser el administrador. Siguió en el rubro de pollerías de otras ciudades, luego lo hizo en Lima, en otra pollería de renombre e intervino directamente en el proceso de apertura de una pollería en Nasca.

Es obvio que fue absorbiendo lo que vio y vivió hasta que en una charla con sus hermanos Geraldo y Pablo, surge la idea de abrir su propio negocio y aprovechar lo aprendido. Ahora son tres felices socios.

“Nos dimos cuenta que en algunas cadenas hay un formato ya establecido, el sabor es el mismo, la atención es igual y descuidan otros detalles como la atención al público. Nosotros tenemos una receta especial, cuyos condimentos no son exagerados, está en su punto ideal para que no canse a quien lo prueba”, dice Luis orgulloso, porque añade que los tres están probando constantemente lo que preparan para estar seguros de darle a sus comensales lo que esperan y más.

Y tiene razón en su explicación. Ya habíamos probado el pollo y el sabor es muy natural, está en el punto exacto y el sabor es una pincelada que le da el toque de sazón al pollo. Las papas que lo acompañan son del día, crujientes, doradas, no muy duras ni tan suaves. Todo está en su punto. Y el ají de la casa es el complemento perfecto junto a la ensalada.

Luis no se detiene. Explica algo que todo emprendedor nunca debe olvidar: ama lo que hace, le pone toda la pasión del mundo. “A nosotros nos encanta esto. Vemos todos los días que cada detalle sea como queremos, desde los insumos que deben ser de primera, pasando por la comodidad del local y la atención. Hacemos encuestas con la gente para saber lo que encuentran bien y mal”, confiesa.

Esta dedicación les ha valido que por ejemplo, la web Tripadvisor, donde usuarios de todo el mundo comentan su experiencia en hoteles y restaurantes, le den calificaciones muy altas a D’Luis. Vale señalar que el estar ubicados al lado de la empresa Flores VIP, les da la oportunidad de recibir a viajeros peruanos y extranjeros, así que la medición de su calidad y sabor son a diario.

Además, no pierden de vista las redes sociales como Twitter y Facebook, donde son muy activos.

Pero no todo es pollo a la brasa en este cómodo lugar que estaba en el segundo piso, y ya cuenta con una primera planta. Sus parrilladas de lomo fino son muy pedidas. También hay platos criollos como el lomo saltado de lomo fino, fetucchini a la huancaína, espagueti al pesto y arroz chaufa.

Luis detalla que ellos solo utilizan lomo fino para sus parrillas y el lomo saltado, y se encargan de que sea así todos los días del año, porque para ellos, el comensal merece todo el respeto del mundo y no que le vendan gato por liebre.

Si bien la meta es seguir mejorando cada día, Luis nos detalla que a mediano plazo quieren convertirse en una cadena de pollerías en Ica, y, quién sabe, más allá todavía, en las que la atención esmerada al cliente, la buena sazón y el mejor pollo a la brasa sigan siendo su mejor presentación.

“Calidad, sabor y sazón son las palabras que nos distinguen”, finaliza Luis, seguro de que no hay imposibles.