Ica

Proyecto de agua está paralizado desde el 2017

Ochos poblados de Palpa y Llipata son perjudicados por obra inconclusa que empezó a ejecutarse el año 2015
Proyecto de agua está paralizado desde el 2017

Proyecto de agua está paralizado desde el 2017

07 de Noviembre del 2019 - 09:16 » Textos: H Aldoradin » Fotos: Grupo Epensa

La Contraloría General de la República ya informó a la Municipalidad Provincial de Palpa que se identificaron pagos por trabajos no ejecutados en la obra de “Mejoramiento y Ampliación del Sistema de Agua Potable Vizcas – Carlos Tijero”, cuyo proyecto se encuentra paralizado e inconcluso desde el 2017 debido a un proceso arbitral y el contrato fue resuelto en octubre del mismo año.

Según el informe de visita de control N° 018 de este año, la obra no ha cumplido con su objetivo de beneficiar a 4 mil 900 habitantes con conexiones domiciliarias de agua potable, a pesar de que la entidad desembolsó el 97.34% del total de presupuesto, ascendente a 4 millones 970 mil 906 soles.

La comisión auditora verificó que, durante la ejecución de la obra, la entidad pagó por partidas que no se ejecutaron al 100%, lo que ha generado que la obra no se encuentre en funcionamiento. Además, reveló que existe un posible perjuicio económico de 259 mil 534 soles que corren el riesgo de no ser considerados en la liquidación de la obra.

Durante la inspección física a la obra paralizada, los auditores constataron solo la existencia de diez de los doce buzones que debía construirse para las galerías filtrantes que sirven para captar aguas subterráneas y dotar de agua potable a la población beneficiaria. Asimismo, se verificó que los buzones tienen fierros expuestos y no se construyeron gaviones, que eran una especie de un muro de protección, alrededor de los mismos. La gran cantidad de lodo seco en el interior de los buzones impidió visualizar si la empresa contratista cumplió con colocar la base de losa de concreto y verificar si cuentan con válvulas y compuertas que permitan regular el ingreso del agua.

Los auditores constataron que de los seis reservorios construidos para almacenar agua potable, no todos cuentan con escaleras tipo marineros, candado para tapa metálica, unidades de dado concreto para anclaje, clorador, entre otros. También detectaron que solo se instaló una de las nueve válvulas de aire que regulan la presión de agua y que estaban consideradas en el expediente técnico.

Dichos trabajos fueron pagados por la entidad pero no fueron ejecutados por la empresa contratista, situación que impide poner en marcha el proyecto de agua potable que beneficiará a los sectores de Vizcas, La Falda, Carapo, San Ignacio, San Antonio, Llipata, La Víctoria y Carlos Tijero, ubicados en los distritos de Palpa y Llipata.

Lo más leído