Ica

Suspenden desalojo en Abraham Valdelomar

Ocupantes del predio se atrincheraron en la zona, quemaron llantas y cerraron parte de la avenida Arenales. Procedimiento se canceló "por falta de garantías"
Suspenden desalojo en Abraham Valdelomar

Suspenden desalojo en Abraham Valdelomar

01 de Febrero del 2018 - 10:12 » Textos: A. Bernaola » Fotos: Grupo Epensa

Alrededor de 20 familias del pasaje Abraham Valdelomar, en la avenida Arenales, serán desalojadas luego de 20 años de habitar en la zona.

El desalojo estaba programado para ayer, pero tendrá nueva fecha. Las autoridades no encontraron las garantías y la seguridad para realizar las diligencias de ley.

Con palos, balones de gas y llantas en medio de la pista los vecinos se atrincheraron para evitar ser desalojados, pues ellos consideran “injusta” la decisión del juez Galdós Gamero del Segundo Juzgado Civil del Poder Judicial de Ica, quien no estuvo presente en la diligencia de ayer.

Las familias, desde tempranas horas, se plantaron en la entrada principal del pasaje Abraham Valdelomar para evitar que los agentes policiales y personas contratadas para el desalojo puedan retomar el predio. Quemaron llantas y colocaron una muralla de palos y otros objetos para evitar el ingreso de las autoridades.

Los pobladores lograron atrincherarse para evitar cualquier incursión de los cien agentes policiales presentes.

Invasión. Los pobladores que hoy reclaman que no les arrebaten sus viviendas llegaron a esta zona hace 20 años luego de la inundación que sufrió la ciudad de Ica en el año 1998.

Además, años después, llegaron al lugar otras familias afectadas por el terremoto del año 2007.

Fredy Altamirano, representante legal de las familias, dio a conocer que continuarán con las medidas de lucha para evitar que sus patrocinados sean despojados de las viviendas.

Aseguró que buscarán todos los mecanismos para que las familias se queden en sus viviendas.

“No sabemos por qué el juez suspendió el desalojo, seguro se ha dado cuenta que está mal y que iba a venir a realizar un acto de injusticia”, comentó.

El abogado, además, contó que por segunda vez se ha suspendido el desalojo y que los pobladores tienen “una constancia de posesión por más de 20 años y, según la ley, cuando una persona tiene más de 10 años posesionada de forma continua, pacífica e ininterrumpida, se puede ser propietario por preinscripción y no puede ser desalojado”.

PROCESO. “Vamos a iniciar las acciones legales, regularizar su situación en el proceso que se va a iniciar con los moradores para que puedan obtener su título de propiedad, será en la municipalidad o en otro lugar”, anunció el profesional.

Los moradores cuestionaron el proceso judicial que se desarrolla y calificaron de “parcializado” al juez que lleva el caso, pues no habría llegado al lugar de los hechos para realizar la inspección ocular y conocer que hay más de 20 familias viviendo en dicho pasaje.

Carlos Torres criticó que los más de 100 policías que custodiaban el desalojo hayan querido utilizar la fuerza para desalojar a las familias.

“Hay muchos agentes policiales en el desalojo, por qué no se van a otro lugar a cuidar y custodiar las calles”, opinó.

Reubicación. Los pobladores pidieron a las autoridades municipales que los reubiquen en caso de ser desalojados, pues no cuentan con otro terreno donde poder construir una nueva vivienda. “Queremos ser reubicados en todo caso, pero no hay nada. Nos quieren desalojar y que nos quedemos en las calles”.

Aseguraron que quienes reclaman el predio afirman que está en la octava cuadra y que, mediante la documentación presentada a las autoridades, se corroboró que no existe dicha cuadra, por lo cual continuarán con sus medidas de protesta contra las diligencias judiciales.

“Los supuestos dueños tienen su cuadra en el número 8 y nosotros estamos viviendo en la cuadra número 5, esto ya se ha conocido; es por eso que por segunda vez se ha suspendido el desalojo y la Municipalidad Provincial de Ica ha reconocido que es una calle y no un terreno como lo vienen reclamando los supuestos dueños”, reclamaban las familias.

Cierre de avenida. Tras conocerse la fecha programada del desalojo, los pobladores se prepararon y ayer comenzaron a quemar llantas para llamar la atención de las autoridades. Esta situación generó caos y el cierre de la avenida Arenales por más de una hora. Los conductores cuestionaron la actitud, pues generó descontrol en una de las vías principales que une a la ciudad de Ica.