Ica

Toma de campus de la UNICA termina con heridos y 8 comensales detenidos

Usuarios del Comedor Universitario denuncian que, por el nuevo reglamento del Comedor Universitario de la UNICA, ya no recibirán alimentos los sábados, domingos, feriados ni vacaciones
Toma de campus de la UNICA termina con heridos y 8 comensales detenidos

Toma de campus de la UNICA termina con heridos y 8 comensales detenidos

12 de Septiembre del 2019 - 10:43 » Textos: H. Aldoradin » Fotos: Grupo Epensa

El campus de la Universidad Nacional San Luis Gonzaga de Ica volvió a sentir el griterío y la adrenalina de años atrás, cuando las tomas y retomas del recinto universitario eran una constante no solo a manos de los usuarios del Comedor Universitario, sino también de trabajadores y catedráticos.

LA TOMA. Pasadas las cuatro de la madrugada de ayer, cerca de 50 comensales ingresaron a la Ciudad Universitaria trepando los muros del claustro. Los vigilantes se vieron superados y fueron echados al exterior y casi de inmediato, en un trabajo de hormiga, las puertas fueron cerradas con cadenas, palos, cartones y un par de vehículos antiguos.

Los primeros sorprendidos con el cierre fueron algunos trabajadores de limpieza. Con el correr de las horas, los alumnos de Enfermería y otras facultades se acumularon en los exteriores del local universitario y se conocieron a los responsables del cierre sorpresivo.

DEMANDA. El presidente de los comensales, Andrés Gustavo Loa Abarca, advirtió que las recientes modificaciones del reglamento del Comedor Universitario y el estatuto de la Universidad Nacional San Luis Gonzaga perjudican a los usuarios del comedor universitario y apuntan hacia la privatización del servicio.

Comentó que la modificatoria recorta la alimentación a los comensales los días sábados, domingos y feriados. Además, sostuvo que el rector, Anselmo Magallanes Carrillo, justifica esta medida en que la Nueva Ley Universitaria así lo dispone.

Los comensales piden el normal servicio y uso anual del comedor universitario sin ninguna excepción de sábados, domingos, feriados y vacaciones.

“Qué va ser de los estudiantes que no tienen recursos económicos. No se ponen a pensar en los estudiantes foráneos”, protestó el dirigente que lamentó el desinterés de la autoridad universitaria en responder los sendos documentos enviados para iniciar un diálogo.

Loa aseguró que dentro de la autonomía universitaria, el Consejo Universitario y el rector son quienes aprueban los reglamentos y, además, pueden modificarlos de acuerdo a la realidad de los usuarios del comedor estudiantil.

Por otro lado, Loa declaró que otro motivo del cierre es que transcurrido seis meses del inicio de las clases, la Oficina General de Bienestar Universitario, encargado de brindar el servicio de alimentación, no ha publicado la relación de los postulantes aptos para ser beneficiario del comedor.

“Todos los años, los estudiantes postulan a la beca alimentaria en enero, cuando culmina el año académico y la evaluación es de dos a tres meses. Han pasado seis meses y no se publica la relación de los beneficiarios”, denunció.

“El hambre no espera. Los estudiantes necesitan y hasta la fechan siguen haciendo sus colas; y eso afecta la salud”, remarcó el presidente de los comensales, quien negó cualquier tinte político en la toma del local universitario.

REGLAMENTO. El pasado 17 de agosto, el rector Magallanes emitió la resolución rectoral Nº 1644-R-UNICA y aprobó el reglamento del servicio del comedor universitario que consta de 41 artículos y tres disposiciones finales.

El documento que tiene modificaciones dice que la finalidad del comedor estudiantil es atender de forma gratuita los servicios de alimentación a los estudiantes de bajos recursos económicos y con alto rendimiento académico de las diferentes facultades.

El primer cambio que rechazan los comensales es que el comedor universitario atenderá durante las actividades académicas fijadas en el calendario académico anual de la UNICA. Durante el periodo de vacaciones no habrá atención.

Además, en caso de hermanos postulantes a la beca alimenticia se considerará solo a un hermano como beneficiario. Tiempo atrás se aceptaba a dos hermanos.

Desde hace dos semanas, los comensales ya no reciben sus alimentos los sábados y domingos.

RETOMA. La toma del local universitario no duró más de cinco horas. Pasadas las 10:00 horas un grupo de estudiantes y desconocidos, portando palos y otros objetos, ingresaron por la pared lateral de la puerta Nº 2 del campus.

Los comensales acudieron a repeler el ingreso y se enfrascaron en una pelea con piedras y palos por espacio de media hora. En esta gresca, los estudiantes lograron hacer retroceder a los desconocidos y se logró la detención de unos de ellos, que fue llevado a la comisaría.

La puerta principal quedó sin resistencia y la policía ingresó por el Centro Preuniversitario y no encontró resistencia en los pocos comensales que fueron echados hacia el exterior.

Los heridos en ambos fueron atendidos en la posta de La Palma. Un estudiante tiene fractura en el tabique producto de la golpiza en el suelo que le propinaron los desconocidos. La mayoría resultó con cortes en la cabeza por el enfrentamiento con palos y piedras.

Al cierre de esta edición se conoció que ocho comensales fueron detenidos sin presencia del Ministerio Público y llevados a la comisaría. Los intervenidos son Cristhian Edwar Ccahuay Quispe, Luis Jaison Jiménez Ramos, Leoni Edu Quispe Carhuaz, Jhimer Huilcamasco López, Antonio Solis Chinchón, Auth Betzabé Ramos July, Joel Mendoza Chocce y Danny Huayta Paredes.

“Esto es una arbitrariedad porque los estudiantes no están implicados en ningún acto en contra de la ley. Los policías tomaron a los jóvenes que estaban más cerca para justificar una acción”, aseguró el docente Mario Bonifaz.

Los pocos comensales que quedaron tras la toma llegaron a la comisaría para solicitar la liberación de sus compañeros detenidos.

Lo más leído