Ica

Traficantes de terrenos imperan en Nuevo Ayacucho

A fin de poner coto a esta situación, los dirigentes han solicitado la intervención del gobierno local, provincial y regional y, al no obtener respaldo en las autoridades, recurrirán ahora a los congresistas de la región Ica.
Traficantes de terrenos imperan en Nuevo Ayacucho

Traficantes de terrenos imperan en Nuevo Ayacucho

06 de Marzo del 2017 - 10:52 » Textos: Correo Ica » Fotos: Grupo Epensa

Vivir en las pampas de Nuevo Ayacucho cada vez es más difícil para los chinchanos. Las dunas están dominadas por traficantes de tierra que amenazan a los más indefensos para quitarles sus predios. A fin de poner coto a esta situación, los dirigentes han solicitado la intervención del gobierno local, provincial y regional y, al no obtener respaldo en las autoridades, recurrirán ahora a los congresistas de la región Ica.

Ulises Orrego, uno de los dirigentes fundadores del poblado ubicado en territorio de la provincia de Chincha, informó que estará solicitando a los legisladores que los acompañen a la sede de la Presidencia de Consejo de Ministros (PCM) para que ellos -en su condición de representantes de los interés de la región- exijan un informe detallado sobre la condición actual de la pampa, al existir un problema de demarcación territorial con la provincia de Cañete.

“La PCM debe pronunciarse y decirnos esto todavía no está demarcado y, por lo tanto, nadie debe de adueñarse, ni tampoco puede haber actividades de venta mientras siga el conflicto. Las autoridades deben exigir al presidente de Consejo de Ministros que se pronuncie porque en Cañete continúan diciendo que ya todo está resuelto y que son ellos a quienes pertenece la tierra. Pero eso es totalmente absurdo”, menciona el dirigente.

Cabe indicar que hace dos años en Nuevo Ayacucho se instaló un puesto policial móvil que por lo menos controlaba los actos delictivos que se cometían en agravio de los chinchanos. En la actualidad ya no existe fuerza policial en la zona y cada día que pasa el desconcierto para los moradores registrados en la jurisdicción de Grocio Prado es calamitosa al tener que soportar la ‘guerra armada’ que es desatada por los traficantes de tierras.

Otro de los problemas que deben soportar los pobladores es la desigualdad de inversión pública. Mientras los moradores registrados para la región Lima gozan de diversos beneficios, los chinchanos son discriminados de los proyectos municipales. Los mismos programas de gobierno no benefician a toda la ciudadanía. Ulises menciona, por ejemplo, que la empresa Adinelsa facilita la instalación de la energía eléctrica para los traficantes de terreno.