Ica

Víctima de feminicidio había denunciado a su asesino

Familiares de Nely Centón Tisnado afirmaron que, pese a ello, la policía no brindó apoyo ni protección a la mujer que fue ultimada de dos disparos en la cabeza por su exesposo. La hermana de la víctima, Rosalía Centón, también fue asesinada por el mismo sujeto
Víctima de feminicidio había denunciado a su asesino

Víctima de feminicidio había denunciado a su asesino

09 de Mayo del 2018 - 10:44 » Textos: A. Bernaola » Fotos: Grupo Epensa

Washington Huamán Pérez (28) asesinó primero a su ex cuñada Rosalía Centón Tisnado (25) de dos disparos en la cabeza y luego a la madre de su hija, Nely Centón Tisnado (27), también de dos balazos.

Posteriormente, al verse acorralado por sus vecinos y la policía, se quitó la vida de un disparo en la garganta.

Este crimen que ha causado estupor en la región y en todo el país sucedió en el sector de Villa Rotary-Nueva Esperanza, en el distrito de Salas-Guadalupe. Según testigos del hecho, la matanza ocurrió delante de la menor hija de la pareja, de solo de ocho años, y la madre de ambas hermanas víctimas.

Los hechos. Según relataron fuentes policiales, el asesino, un exsoldado del Ejército, acudió el lunes en la tarde a la vivienda de su expareja, Nely Centón Tisnado, y le exigió, de manera violenta, retomar la relación que sostuvieron.

Rosalía Centón Tisnado intentó evitar que el sujeto ingrese a la vivienda y llegue a tener algún contacto con su hermana Nely. Allí fue cuando todo se salió de control y Washington disparó en dos oportunidades a la cabeza de Rosalía.

La expareja de Washington, Nely, presenció la escena e intentó ponerse a salvo, pero fue en vano. El sujeto la siguió hasta el corral de la vivienda, donde le apuntó con el arma y le descerrajó un disparo en la cabeza. La menor hija ambos, de solo ocho años, fue testigo del horrendo crimen. Pero este hecho de sangre estaba lejos de terminar. Al verse acorralado por los vecinos de las fallecidas y agentes policiales, Washington Huamán Pérez tomó su arma y se disparó en el cuello. Aún con signos de vida fue trasladado por los bomberos al Hospital Regional de Ica, pero no llegó a su destino. El asesino de las hermana Centón Tisnada murió en el camino.

Según los familiares de las víctimas, Washington Huamán retornó de Chile con la intensión de volver con la madre de su hija, pero recibió negativas de la fallecida.

La reacción no fue la esperada por el asesino y desde ese momento comenzó agredirla física y verbalmente. Hasta la amenazó con el arma de fuego que después sirvió para matarla. La constante era la misma: le pedía que retomen la relación o de lo contrario iba a terminar con su vida.

Los familiares de las víctimas informaron que Nely Centón denunció en la comisaría de Salas-Guadalupe las amenazas en contra de su persona, pero “no fue escuchada ni recibió el apoyo y la protección de la PNP”.

Familiares también refieren que Nely Centón Tisnado ya había sido violentada cuando ambos tenían una relación y ese habría sido uno de los principales motivos para separarse. Hoy son estos mismos familiares, sus amigos y conocidos quienes lloran la inesperada partida de las hermanas Centón.

El arma. Fuentes policiales barajan la hipótesis de que el arma utilizada en el crimen fue adquirida meses atrás por un familiar del atacante.

Al lugar acudieron peritos de Criminalistica y del Departamento de Investigación Criminal para iniciar con las investigaciones.

Representantes del Ministerio Público llegaron hasta el lugar para realizar las diligencias de ley y trasladar los cuerpos a la Morgue Central de Ica de donde fueron retirados para ser velados. Ambas mujeres dejan cada uno a un menor en la orfandad.

Lo más leído