341 menores víctimas de violencia sexual en la región

Solo en 2017. Los distritos de La Esperanza, Chocope, El Porvenir y Trujillo son los más vulnerables. Adolescentes son ultrajadas en sus hogares por sus propios familiares
341 menores víctimas de violencia sexual en la región

341 menores víctimas de violencia sexual en la región

05 de Febrero del 2018 - 09:20 » Textos: Jhonnatan Reyna » Fotos: Correo

La violencia sexual en contra de menores en nuestro país es un tema que genera indignación y, sobre todo, preocupación.

Según cifras oficiales del Centro de Emergencia Mujer (CEN), en lo que va del 2017, en La Libertad se han reportado 341 casos de violencia sexual en contra de niños y adolescentes, que van desde 0 a 17 años de edad.

En las cifras presentadas por el Centro de Emergencia Mujer (CEN) , el número de violaciones sexuales a menores se han reportado con mayor incidencia en el distrito de La Esperanza, con 55 casos; seguido por Chocope con 38; El Porvenir con 34 y Trujillo con 28.

Cabe indicar que dentro de esta cantidad total, son 309 denuncias reportadas en el CEN las que tienen como víctima al género femenino.

La cifra es escalofriante, pero muestra un pequeño panorama del gran problema que tiene el Perú y sobre todo nuestra región. Esta semana que pasó, justamente, el país se indignó ante el caso de una niña de tan solo 11 años que fue secuestrada, ultrajada y asesinada.

Casos. En la región La Libertad, recientemente el Poder Judicial declaró fundada la solicitud de nueve meses de prisión preventiva para Luciano Robles Agreda (43), quien abusó sexualmente de su hija de 15 años, desde que ella tenía 13.

Según la adolescente, su padre la ultrajaba constantemente y en la primera oportunidad le dio 10 soles y la amenazó de muerte para que no contara lo ocurrido.

Este hecho ocurrió en el distrito de Sarín, provincia de Sánchez Carrión. La captura del depravado padre se dio el 29 de enero del presente año. La Fiscalía solicitará la pena de cadena perpetua cuando inicie su juicio oral.

Menor. Otro caso reportado en nuestra región es la violación en contra de un niño de cinco años. Los hechos se reportaron el 27 de octubre de 2016 en su domicilio, ubicado en el caserío de Llaupuy, Sartimbamba.

Javier Barreno Araujo se acercó al niño para indicarle que lo acompañe; y ante la negativa del menor, este lo cogió y levantó para trasladarlo a un lugar no muy lejano de la huerta, donde procedió a cometer el condenable delito.

En enero del presente año, Barreno Araujo fue condenado a cadena perpetua por el delito de violación sexual y al pago de una reparación civil de 3,000 soles.

La misma condena recibió Jesús Virgilio Rubio Paredes en este 2018, quien abusó de su sobrina de ocho años. Para lograr su objetivo le daba dinero y obsequiaba muñecas con tal de que se quedara callada y no contara lo sucedido a sus padres o familiares. El hecho ocurrió en la provincia de Sánchez Carrión, desde el 2012.

Sin embargo, todo se terminó cuando la hermana mayor de la niña agraviada empezó a sospechar de las visitas asiduas de su hermana menor a la vivienda de su tío y, tras sacarle información, fue a contarle a su padre, quien finalmente denunció.

El 18 de enero del presente año, a Huilder Liza Zarpan (60) se le impuso una condena de 35 años de cárcel por abusar sexualmente de su hija, desde que ella tenía 10 años de edad y hasta los 14.

Los hechos ocurrieron en la urbanización Aranjuez, del distrito de Trujillo. El hombre se encontraba en estado de ebriedad cuando ingresó a la habitación de la menor y con una correa la obligó a quitarse la ropa.

Luego de cometer su depravada acción la amenazó para que no contara lo sucedido a su mamá. La menor contó el hecho a su tía, luego de escapar de su casa.

Este mismo año, Antero Berru Córdova (43) fue condenado a 30 años de cárcel por abusar sexualmente de su sobrina desde que tenía 13 años, en el 2013. Estos hechos ocurrieron en la casa del abuelo de la menor, en el distrito de Salaverry.

Temor. La menor guardó silencio por las amenazas de muerte de su tío, en perjuicio de su mamá, hasta que no soportó más y recurrió a su profesora del colegio para contar los hechos.

Gracias al programa de recompensa “Los más buscados” se capturo a Marino Vela Sánchez (53), acusado de haber ultrajado a su hijastra cuando tenía 14 años.

Estos hechos ocurrieron en el 2013. Producto de la violación, la menor quedó embarazada. Su intervención se dio el 7 de enero del presente año en Sayapullo, provincia de Gran Chimú, localidad donde se escondía.