Conmoción por crimen a cuatro cuadras de plaza de armas (VIDEO)

La delincuencia organizada continúa sembrando temor en la ciudadanía trujillana. Esta vez, una persona inocente pierde la vida producto de un ajuste de cuentas entre bandas rivales. “Bocón Robert” fue abatido dentro de un vehículo
Conmoción por crimen a cuatro cuadras de plaza de armas (VIDEO)

Conmoción por crimen a cuatro cuadras de plaza de armas (VIDEO)

21 de Febrero del 2018 - 09:07 » Textos: Vierci Paredes » Fotos: Cristina Aguilar

Trujillo en zozobra. El crimen perpetrado a tan solo cuatro cuadras de la Plaza de Armas de Trujillo ha conmocionado a la ciudadanía, y es que entre los fallecidos figura un humilde trabajador que nada tenía que ver en la riña entre bandas criminales organizadas, pero fue alcanzado por un proyectil de bala y murió al instante.

INOCENTE

Apenas amanecía, eran las 6:45 de la mañana, muchos se disponían a comprar el pan para el desayuno familiar, otros salían rumbo al trabajo o a realizar diversas actividades, pero el día se opacó con una balacera que se inició en la cuadra 4 del jirón Salaverry y se prolongó hasta la cuadra 1.

David Silva García (40), un padre de familia trabajador, nunca imaginó que su ruta de siempre lo conduciría hacia la muerte.

Silva García trabajó por mucho tiempo como vigilante, hace poco inició un negocio familiar y transitaba a esa hora por la zona, rumbo a comprar los productos para el restaurante que había inaugurado con su hermana.

LOS HECHOS

La fatalidad llegó en un moderno auto negro que ingresaba por el baipás del óvalo Mansiche desde el distrito de La Esperanza; provenía de un velorio. A bordo del vehículo de placa AVH-524 iban Robert Gari Salazar Durand (42) como conductor, Gianfranco Aladino Chihuala Jara (19) y Segundo Felipe Yovera Pérez (62) como pasajeros, según información brindada por la Policía.

De pronto, apareció otro vehículo de color blanco que los venía siguiendo desde hace varias cuadras atrás con tres ocupantes a bordo.

Cuando llegaron a la intersección de la calle Nápoles, con la cuadra 4 del jirón Salaverry, desenfundaron sus armas e iniciaron la ráfaga de disparos contra el primer vehículo.

En ese momento, David Silva García pasaba por el jirón Salaverry y uno de los proyectiles lo alcanzó, hiriéndole en la cara y la cabeza, y provocándole la muerte al instante. En ese punto, los peritos de criminalística y la fiscal de turno encontraron 20 casquillos de bala.

Pero, los sicarios no habían logrado su cometido, por lo que continuaron la persecución y siguieron rumbo hacia la avenida España, a cuatro cuadras de la plaza de armas de la ciudad, a la altura de la plazuela Raimondi.

Robert Salazar, al verse acorralado por los sicarios, intentó huir a toda velocidad, pero el semáforo en rojo hizo que parara y fue allí donde fue abatido por los asesinos.

En tanto, Gianfranco Chihuala (20) recibió varios impactos en la espalda, sin embargo fue rápidamente auxiliado por los bomberos que se encontraban a unos metros del lugar. Fue conducido al hospital Víctor Lazarte, donde lucha por su vida.

Curiosamente, el otro ocupante del auto resultó ileso y fue detenido por la Policía para ser interrogado sobre el hecho. En este segundo punto los peritos de criminalística encontraron 6 casquillos de bala. Horas más, tarde llegó la fiscal de turno para realizar el levantamiento de los cadáveres. Hasta ahora se maneja como hipótesis del caso un ajuste de cuentas.

INFORMACIÓN

Por información policial de Robert Salazar se conoce que era conocido en el mundo del hampa como “Bocón Robert” y presentaba antecedentes penales por delitos como extorsión, robo agravado en la modalidad de “marcaje” y homicidios. Hasta el lugar del crimen llegaron algunos familiares de Robert, quienes minutos antes lo habían despedido luego de participar en el velorio de una tía suya.

Por versión de los familiares se sabe que “Bocón Robert” deja tres hijos menores de 2 años, 9 años y un bebé por nacer en la orfandad.

Del joven de 20 años se supo que es estudiante de Ingeniería de la Universidad César Vallejo (UCV) y la mañana de ayer se disponían a trasladarlo en el vehículo a la referida casa de estudios para realizar algunos trámites.

LA VÍCTIMA

Horas más tarde, la esposa de la víctima David Silva también llegó al lugar del crimen junto a sus dos hijas, y escenificaron desgarradoras muestras de dolor al reconocer el cuerpo de su familiar por las prendas que llevaba puesto: un short azul, un polo amarillo y zapatillas.

El hombre deja en la orfandad a dos niñas y hace algún tiempo inauguró junto a su hermana un restaurante, el mismo que se ubica en la avenida España.

Los vecinos de la zona contaron que David era un hombre trabajador y honrado y que todos los días por la mañana iba a realizar las compras al mercado para preparar el menú del día en su local.

Antes de iniciar su negocio propio, trabajaba como vigilante en la urbanización Albrecht.

PEDIDO

Los vecinos de la zona contaron que escucharon varios disparos. Algunos precisaron que vieron a los dos vehículos que iban a toda velocidad huyendo uno tras de otro.

“Yo estaba en mi casa barriendo, cuando escucho los disparos. He salido a ver por la ventana y veo a los carros que se iban a toda velocidad, y luego lo veo al señor tirado en la vereda. Yo pensé que lo habían matado a él y se fueron huyendo, pero más allá mataron a otro”, cuenta Lorena Quispe, vecina del jirón Salaverry.

Así también, algunos pidieron mayor resguardo policial y de Seguridad Ciudadana, pues refirieron que en las noches se registran en la zona muchos asaltos a peatones y estudiantes de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Trujillo (UNT), que se ubica en la jurisdicción.

Se espera que las cámaras de videovigilancia hayan captado el hecho con el fin de llegar a identificar a los asesinos.