Vilcatoma tras visita a Keiko: "Se nota el sufrimiento que existe de por medio" (VIDEO)

Bicameralidad con 180

No se trata de aumentar la cantidad de autoridades para mejorar la producción legislativa, sino de elevar la calidad de estas
Bicameralidad con 180

Bicameralidad con 180

10 de Octubre del 2018 - 10:34 » Textos: Renato Sandoval » Fotos: Correo

Yo también digo “no” al cuarto punto del referéndum, precisamente porque no estoy de acuerdo con mantener con mis impuestos a 180 personas, entre diputados y senadores. No se trata de aumentar la cantidad de autoridades para mejorar la producción legislativa, sino de elevar la calidad de estas.

Cuando el presidente Martín Vizcarra propuso la reforma de la bicameralidad, subrayó que se elabore con el mismo número de congresistas (130). Pero, bien, este Congreso decidió sacarle la vuelta a su petición y aprobó la elección de 130 diputados y 50 senadores.

Esta decisión solo tiene un objetivo: asegurarse un cupo en el senado ante la inminente aprobación de la no reelección de congresistas, pregunta que será incluida en la próxima consulta popular.

A ver, los miembros del Congreso no han producido mejores leyes, sino que, como pueden ver, hay más modificaciones de normas y mociones de saludos que nuevos proyectos de ley.

Asimismo, la representación de provincias no se ve reflejada en el actual Congreso. Así, tenemos que jurisdicciones que no son capital de región, pero que cuentan con gran cantidad de electores, no tienen a un legislador en el hemiciclo.

Entonces, como suele ocurrir en los sufragios, al elegir a congresistas por lista, el voto preferencial elimina cualquier posibilidad de elección equitativa para las provincias con mayor número de pobladores. Siempre ganan los de la capital.

No necesitamos pagarles el sueldo a más diputados y senadores, así como a sus asesores, para contar con un mejor flujo de leyes. ¿Se imaginan que estos mismos congresistas llenen la cámara alta? Sería más de lo mismo.

Además, la reforma planteada por el Ejecutivo incluía aumentar la valla para ser senador, como tener 10 años de experiencia laboral o haber sido diputado. Pero, la Comisión de Constitución del Congreso solo decidió como requisito contar con 35 años de edad y tener derecho al sufragio.

Al presidente Vizcarra no le cuadra la equidad entre mujeres y hombres para integrar la bicameralidad, así como la maniobra para modificar el tema de la cuestión de confianza. También pudo incluir la cantidad de las dos cámaras.

“Hecha la ley, hecha la trampa”, nunca calzó mejor para este 9 de diciembre.

Lo más leído