“Gringasho” pisa por primera vez el penal El Milagro (FOTOS)

El Sétimo Juzgado de Investigación Preparatoria aceptó el pedido de la Fiscalía por los delitos de tenencia ilegal de armas y municiones y peligro común
“Gringasho” pisa por primera vez el penal El Milagro (FOTOS)

“Gringasho” pisa por primera vez el penal El Milagro (FOTOS)

12 de Septiembre del 2018 - 09:34 » Textos: Vierci Paredes » Fotos: Correo

Después de todo su accionar delictivo que lo persigue, Alexánder Pérez Gutiérrez, más conocido como “Gringasho”, por primera vez pisará el centro penitenciario El Milagro de Trujillo, luego de que el Sétimo Juzgado de Investigación Preparatoria le dictara nueve meses de prisión preventiva para ser investigado por los delitos de tenencia ilegal de armas de fuego y municiones y por el delito de peligro común.

DETALLES. Tras cuatro horas de audiencia pública en la Corte Superior de Justicia de La Libertad, el juez Alberto Cruzado Aliaga valoró los postulados de peligro común, peligro de fuga y otros presentados por el fiscal David Delgado Silva, de la Tercera Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Trujillo, y ordenó el internamiento de “Gringasho” en el penal El Milagro.

La audiencia comenzó a la 1:15 de la tarde de ayer y fue el fiscal Delgado quien inició con la presentación de pruebas y elementos de convicción sobre los delitos de tenencia ilegal de armas y municiones y por el delito de peligro común .

ELEMENTOS. Entre los argumentos presentados se hizo referencia a las actas de intervención de la Policía, así como el testimonio de los efectivos policiales, cuatro en total, que participaron de la intervención, en el sector Kumamoto, en el distrito de El Porvenir.

Sobre la carabina y las municiones de guerra que fueron incautadas en dicha intervención, el magistrado consignó la constancia de registro de licencia de posesión de arma de fuego, la misma que estaba a nombre de un tercero, identificado como Percy Omar Gutiérrez Reyes, el mismo que registra residencia en Chincha y que tiene como fecha de cancelación el año 2015. Lo que significa que el arma tenía procedencia ilegal.

Otro de los argumentos fue la versión de algunos testigos de la zona de la intervención, quienes refirieron que la noche del último sábado, en efecto, unos hombres se encontraban participando de una fiesta, tras lo cual escucharon disparos y vieron gente correr.

DISPAROS. Una de las pruebas más contundentes fue la prueba de absorción atómica, es decir, si el imputado había manipulado un arma de fuego. Esta dio como resultado positivo, lo que significó para el juez que Alexander sí utilizó un arma de fuego.

Frente a esta situación, el abogado de “Gringasho”, Walter Leyva Ascencio, manifestó que dio positivo en la absorción atómica, pues los policías que lo enmarrocaron minutos antes habían realizado disparos al aire, elementos que fueron impregnados en las manos de su patrocinado al momento de ponerle las esposas.

El Sétimo Juzgado Penal de Trujillo, en la región La Libertad, decide hoy la situación legal de Alexander Manuel Pérez Gutiérrez, alias Gringasho, a quien la Policía Nacional detuvo el último sábado por tenencia ilegal de arma de fuego.

PELIGRO DE FUGA. El fiscal Delgado agregó que existía peligro de fuga por parte de “Gringasho”, debido a que no consignaba un arraigo domiciliario, o un domicilio permanente en Trujillo, ni en Lima.

En las actas de intervención, Alexánder Pérez consignó tres domicilios diferentes, dos en Lima y uno en Trujillo, que es la casa de su madre en El Porvenir.

Así también, la Fiscalía puso de conocimiento del Poder Judicial que al encontrarse recluido en el centro juvenil, más conocido como la ex-Floresta, se fugó, y luego hizo lo mismo en el reclusorio Maranguita en Lima, por lo que descartó el pedido de la defensa de solo darle comparecencia restringuida.

LABORAL. Otro punto en debate fue el arraigo laboral, pues, según el detenido, él se encontraba trabajando en el sector calzado en el negocio de su tía, en Lima, y solo vino a Trujillo el 8 de setiembre pasado para el cumpleaños de su tío Ronald Gutiérrez Sánchez y a ver a su hija.

Este argumento fue desvirtuado por el juez Alberto Cruzado al dar la prisión preventiva, al considerar que la defensa no presentó las pruebas contundentes para demostrar que se encontraba trabajando en Lima.

Solo se presentó una constancia de trabajo firmada por su tía con la que trabaja, en la que consigna que “Gringasho” laboraba “desde diciembre del 2017 hasta la fecha”, lo cual no coincide. A la fecha él ya se encontraba siendo investigado.

Todos estos elementos fueron contundentes para determinar la prisión preventiva y se mencionó que los delitos por los cuales se les investiga le darían una pena privativa de la libertad de más de 6 años.

APELACIÓN. El abogado de Alexánder Pérez ha manifestado que en el transcurso de tres días presentará un recurso de apelación al fallo del juez. Entre tanto, “Gringasho” ya se encuentra recluido en el penal El Milagro, al mismo que ingresa por primera vez.

Walter Lyeva Ascencio además ha precisado que solicitarán los pasajes de viaje en la empresa donde se trasladó desde Lima a Trujillo y también documentos que avalen que, en realidad, se encontraba laborando en el sector calzado en el negocio de su tía Rosa Gutiérrez Sánchez.

HABLA GRINGASHO. Ahora bien, el juez Alberto Cruzado Aliaga también escuchó la defensa del investigado Alexánder Pérez Gutiérrez, quien en todo momento se reafirmó en su inocencia y dijo que no lo podían juzgar por su pasado.

“Yo radico en Lima, pero vine un solo día a Trujillo a la casa de mi mamá para celebrar el cumpleaños de mi tío. A mí no me pueden juzgar por mi pasado, yo llegué el sábado al mediodía, los policías me ponen cosas, y después no pueden decir que si me encuentran una botella o alguna cosa en la calle van a decir que es mía porque yo pasé por ahí corriendo, eso no es justo”, manifestó.

Además, agregó: “O sea si yo vengo a Trujillo tengo que pedir garantías para poder caminar, si yo tengo un pasado, ya cumplí mi pena, salí y desde que salí me dediqué a trabajr en la ciudad de Lima y sigo para adelante, desde diciembre hasta la actualidad”.

Finalmente, quien purgó condena por sicariato cuando aún era menos de edad se reafirmó en que le “sembraron” la cacerina, pues el día de su intervención no tuvo nada.

“A mí no me han encontrado en mi poder ninguna cacerina, no me han encontrado absolutamente nada. Solo cuando me toman una foto en la comisaría de Gran Chimú ponen la cacerina en la foto y no pude comunicarme con mi abogado hasta después de las 12:00 de la noche”, remarcó el intervenido ante el magistrado que lo envió al penal.

Lo más leído