El 3% de los niños y adolescentes en el Perú sufre de baja estatura

La edad ideal para que los niños con talla baja reciban tratamiento con hormona del crecimiento es entre los 5 y 8 años de edad
El 3% de los niños y adolescentes en el Perú sufre de baja estatura

El 3% de los niños y adolescentes en el Perú sufre de baja estatura

06 de Febrero del 2018 - 11:52 » Textos: Redacción » Fotos: Correo

El crecimiento de las personas es un proceso que se inicia con la gestación y finaliza en la adolescencia, por lo que la baja estatura puede ser tratada oportunamente con lo que se conoce como la hormona del crecimiento o somatropina, que estimula el desarrollo de los huesos, músculos y otros órganos de los niños.

Lo importante es detectarla a tiempo, toda vez que él retardo del crecimiento durante la niñez no se recupera si es que no se recibe un tratamiento.

Estudios relacionados a la talla baja en el Perú revelan que el 3% de la población de entre los 0 y 19 años de edad tienen baja estatura, esto significa que hay cerca de 400 mil niños y jóvenes con este problema.

Según, el Organismo Panamericano de la Salud (OPS), el Perú se encuentra entre los cinco países con mayor prevalencia de talla baja, a milímetros de Guatemala y Honduras que son los países del continente con mayores índices de estatura baja.

Para el pediatra endocrinólogo, Emilio Cabellos Morales, la edad para que un niño con problemas de baja estatura pueda recibir tratamiento específico para el crecimiento es entre los 5 y 8 años de edad. Después de este rango es nula la intervención, aseguró el especialista, quien indicó además que mientras más temprano el diagnóstico menos costoso el tratamiento.

“Es importante que no solo los padres de familia estén atentos a los signos de alarma sino también los profesionales de la salud como los médicos, las enfermeras, las nutricionistas y otros que sigan el crecimiento de los niños”, dijo Cabellos Morales.

Manifestó que el 80% de niños con baja estatura llegan a destiempo para un tratamiento específico porque los padres de familia y profesionales casi siempre no prestan atención a la curva del crecimiento de los menores porque normalmente este problema lo relacionan con una mala nutrición o con la estatura de los padres, dejando de lado la posibilidad de una falla en el crecimiento.

Lo más leído