Gerardo Privat pasó más de dos meses internado en el Regional antes de morir

Todo este tiempo, el diseñador trujillano solo tuvo la compañía de su madre y de un joven que sería su pareja
Gerardo Privat pasó más de dos meses internado en el Regional antes de morir

Gerardo Privat pasó más de dos meses internado en el Regional antes de morir

20 de Febrero del 2018 - 10:34 » Textos: Omar Aliaga » Fotos: Correo

Desde diciembre del año pasado, el afamado diseñador Gerardo Privat estuvo internado en el área de Medicina Interna del Hospital de Regional Docente de Trujillo. En este tiempo, el artista trujillano no recibió a nadie allí, excepto a su madre, Mery Dextre, y un joven trujillano de 23 años, a quien señalan como su novio. Ambos se turnaban para cuidarlo, según la información que pudo obtener Correo tras consultas hechas a fuentes del nosocomio.

Privat había llegado hasta el área de Emergencia por alteraciones en su estado de salud, aparentemente producto de la abstinencia a las drogas. El mismo diseñador había confesado sus problemas con la cocaína, por los que ingresó a rehabilitación, sin embargo, algunos testimonios apuntan a que dicho problema nunca se había ido de su vida.

DÍAS FINALES. En el hospital Regional, conforme a lo revelado a este diario, los médicos se encontraron con que Privat tenía una enfermedad terminal. Dicha enfermedad, a pedido de sus seres queridos, ha sido manejada con mucha discreción. De hecho, su internamiento en el nosocomio trujillano pudo ser también para mantener la reserva de la situación todo este tiempo.

Los días en el área “B” de Medicina Interna del hospital Regional fueron muy difíciles, como se puede suponer. Correo pudo conocer que hasta tuvo que ser dopado en ocasiones.

Sin embargo, también hubo momentos que llamó la atención de los médicos. Gerardo Privat, cuando estaba en mejor estado, dibujaba en su cama de hospital, hacía bocetos. Su alma de diseñador no lo abandonaba, aun en esos momentos.

Como tampoco lo abandonaron su madre, Mery Dextre, y el joven novio, que estuvieron junto a él hasta la madrugada del domingo, cuando dejó de existir.

Sus restos, según se ha conocido, serán llevados a Lima tras ser cremados. Gerardo Privat ahora sí descansa en paz.