Conoce al adolescente que le regaló un chullo al Papa Francisco

Durante su recorrido por Buenos Aires, en el distrito de Víctor Larco, una zona golpeada por el Niño Costero
Conoce al adolescente que le regaló un chullo al Papa Francisco

Conoce al adolescente que le regaló un chullo al Papa Francisco

22 de Enero del 2018 - 08:50 » Textos: Redacción » Fotos: Cortesía

Gonzalo es un adolescente que le regaló y le colocó un chullo al Papa Francisco en su visita a Buenos Aires, distrito de Víctor Larco. Él, lleno de emoción, también abrazó al Sumo Pontífice.

“Se sintió una paz interna, una esperanza estar cerca a la autoridad máxima de la Iglesia Católica. Se me salieron las lágrimas de la emoción, no sabría cómo explicarlo”, dijo.

ESCAPE. Gonzalo cuenta que tuvo que burlar la seguridad para poder acercarse al Papa Francisco y entregarle el presente. Él le pidió a la seguridad del Vaticano poder unirse a una comitiva de niños, quienes le iban a entregar unos presentes, justo al momento en que el santo padre cambiaría de vehículo para recorrer el sector de Buenos Aires.

“Le pedí a la Policía de Inteligencia, pero ellos me negaron el acceso. Las personas me decían que corra, me alentaron. Le dije a la guardia Suiza que le voy a entregar esto (chullo) al papa y ellos aceptaron”, manifestó.

Gonzalo levantó el chullo y le entregó al Papa Francisco. “Llegué y le pregunté si le podía poner, y el asintió con la cabeza. Se arregló el solideo y le puse el chullo”, indicó.

El Papa Francisco lo miró con una gran sonrisa y recibió el presente muy contento. El gesto fue celebrado por los asistentes, entre ellos el arzobispo de Trujillo, monseñor Héctor Miguel Cabrejos.

El joven, quien vive en el distrito de Cascas, llegó a Trujillo el último sábado junto a los miembros de la parroquia San Gabriel, a donde él asiste.

Asegura que no le comentó a nadie sobre su intención de entregarle un presente al santo padre, todo lo mantuvo en estricta reserva hasta su llegada a Buenos Aires.

Tras su hazaña, recibió la felicitación de las monjas de su parroquia y de los otros miembros.

GESTO. El Papa Francisco permaneció por unos segundos con el chullo en la cabeza, pese al abrazante calor que en ese momento se registraba en Trujillo.

Luego, el vicario de Cristo subió al “papamóvil” en el que recorrió las arterias del barrio de Buenos Aires.

Cabe indicar que la noticia sobre el regalo entregado al Papa Francisco fue celebrada y aplaudida por diferentes personas a través de las redes sociales.