“Gringasho” quería acabar con sus rivales

El otrora sicario juvenil planeaba llegar a una fiesta donde se encontraban sus enemigos y aniquilarlos. Seis de sus cómplices huyeron

10 de Septiembre del 2018 - 09:20 » Textos: Vierci Paredes » Fotos: Correo

Vuelve a reaparecer en las páginas policiales. El sábado, al promediar las 8:40 de la noche, Alexander Manuel Pérez Gutiérrez (23), más conocido en el mundo del hampa como “Gringasho”, volvió a ser protagonista de una intervención policial al ser detenido con una cacerina de arma de fuego, en el distrito de El Porvenir, en la provincia de Trujillo.

Según la Policía, dicho armamento iba a ser utilizado por “Gringasho” y sus secuaces para asesinar a sus rivales, quienes se encontraban celebrando una fiesta en una vivienda del referido distrito.

DELICTIVOS. La Policía inició la noche del último sábado un operativo, pues minutos antes se había producido el robo de S/ 24,000 a un empresario en la modalidad de “marcaje”, en inmediaciones del mercado La Hermelinda.

Cuando los agentes del orden se encontraban por el distrito de Florencia de Mora, divisaron a un vehículo negro y una moto lineal con dos personas a bordo, por lo que de inmediato comenzaron a perseguir a los sospechosos, pero estos lograron escapar.

El reloj marcaba las 8:40 de la noche del último sábado y la Policía tenía información de que los sospechosos se encontraban en el distrito de El Porvenir, por lo que iniciaron el patrullaje y a la altura del sector Kumamoto lograron divisar a un hombre que, al verlos, tomó un bulto y comenzó a huir. Minutos más tarde fue reducido e identificado como Alexander Manuel Pérez Gutiérrez (23).

LA CAPTURA. El jefe de la Tercera Macro Región Policial La Libertad-Áncash, general PNP César Vallejos Mori, ha informado que “Gringasho” lideraría la banda “Los Malditos de Río Seco” y que se reunían en El Porvenir para cometer hechos delictuosos.

“Al momento de su captura arrojó un estuche, pero la Policía lo ubicó más adelante en un arenal. En el estuche de lona se encontró un fusil de guerra con tres cacerinas calibre 5.56, y en el registro personal se le halló una cacerina de pistola marca Glow”, detalló.

Lamentablemente sus cómplices no lograron ser detenidos, pues ingresaron a dos viviendas y ya no lograron ser intervenidos.

“El ataque por sicariato se iba a realizar en una fiesta, no sabemos en qué lugar, pero teníamos información de que se iba a dar, por eso teníamos al personal regado por todos lados”, señaló el general.

Vallejos Mori añadió que tenían conocimiento de otros hechos delictivos en los que “Gringasho” también habría participado.

“Desde que salió, en noviembre del año pasado, sabíamos que estaba involucrado en varios hechos delictuosos, lamentablemente no podíamos relacionarlo con algunos casos y en esta oportunidad ha sido un arduo trabajo. Sabíamos que estaba metido en extorsión, usurpación de terrenos y que sería el líder de ‘Los Malditos de Río Seco’”, remarcó.

DEFENSA. Por su parte, la defensa legal de “Gringasho”, Walter Leyva Ascencio, manifestó que su patrocinado recién había llegado la noche del último sábado a Trujillo para celebrar el cumpleaños de su tío, y que fue la Policía quien le “sembró” las armas de fuego.

“Mi patrocinado ha llegado a Trujillo ayer (sábado) por el cumpleaños de su tío y cuando salía de su domicilio a recoger a una amiga para que vayan al cumpleaños, fue intervenido por la Policía. A él le han ‘sembrado’ una cacerina con municiones de arma de fuego y también un arma de guerra, pero mi patrocinado niega que haya tenido estos artículos”, afirmó el letrado.

El abogado además sostuvo que “Gringasho” se estaba dedicando a trabajar en la elaboración de calzado en Lima y que no presentaba requisitoria vigente.

Se conoció también que Leyva Ascencio ha presentado un hábeas corpus ante el Poder Judicial porque señaló no le permitieron comunicarse con su patrocinado, y también porque fue agredido físicamente por la Policía.

Frente a esta situación, el jefe policial indicó “esperemos que las autoridades judiciales no escatimen esfuerzos para poner en prisión a estas personas que siguen cometiendo hechos delictivos que tratan de frenar la labor policial”.

Ahora será el Ministerio Público quien determine si existió o no responsabilidad en los hechos por parte de “Gringasho”.

Desayunos de Correo

Lo más leído