Inhabilitan a 4 servidores de la Grell para ejercer función pública

Contraloría los halla responsables de simular la compra de bienes para uniforme del personal por S/8,360.00
Inhabilitan a 4 servidores de la Grell para ejercer función pública

Inhabilitan a 4 servidores de la Grell para ejercer función pública

17 de Noviembre del 2017 - 09:59 » Textos: Alex Martínez » Fotos: Correo

Por presuntamente haber simulado, mediante documentos, la compra de 38 billeteras de cuero y 38 porta tarjetas por un valor de S/8,360.00, la Contraloría General de la República dispuso la inhabilitación para el ejercicio de la función pública a cuatro trabajadores de la Gerencia Regional de Educación de La Libertad (Grell).

De acuerdo a la resolución N° 001-32, emitida el 22 de setiembre de 2017 por el órgano sancionador, y al que Correo ha tenido acceso, los servidores sancionados son Ruth Acosta Zevallos, exdirectora de oficina de Administración; Henry Cabrera Vigo, responsable del área de Abastecimiento; María Merino Alegría, jefa del área de Personal; y César Vislao Suárez, responsable del almacén.

LOS HECHOS. Todo empezó el 14 de octubre del 2014, cuando el área de Personal, a través de los memorando Nº 186 y N°187, solicita la compra de 76 carteras de cuero para el uniformes de las servidoras, pero los primeros días de diciembre, desde el área de Abastecimiento, se informa que los proveedores tenían problemas para conseguir la mitad del producto requerido.

Es así que en noviembre, supuestamente, solo reciben 38 carteras y se decide cambiar el producto requerido inicialmente por las 38 billeteras de cuero y 38 porta tarjetas.

Según la Contraloría, en esta parte se empieza a detectar ciertas irregularidades, toda vez que el requerimiento se hizo por duplicado, es decir se colocó en dos ocasiones 38 billeteras de cuero por un monto de S/8,360.00.

NUNCA LAS RECIBIERON. Pero lo más extraño fue descubierto después de que los auditores se entrevistaron con al menos 20 trabajadoras de la Grell, quienes revelaron que recibieron dos carteras como parte de su uniformes, una cartera negra y otra blanca; pero jamás recibieron billeteras y porta tarjetas.

Las declaraciones de las servidoras se contrapone, además, con todos los documentos que daban conformidad a esa adquisición y que llevaban la firma y sella de las diferentes áreas, cuyos titulares ahora han sido hallados responsables de haber vulnerado la ley de contrataciones al viabilizar de manera directa bienes.

Y es que de acuerdo con la Contraloría, el proceder de los servidores evitó que se realice un proceso de selección abierto para acceder a mejores condiciones y precios en el mercado.

DESCARGOS. Ruth Acosta deslindó responsabilidad en Contraloría alegando que no tiene asidero legal, ni real asegurar que ella habría elaborado el cambio de los bienes solicitados por el área usuaria, debido a que en la gestión pública cada oficina cuenta con funciones específicas.

En tanto, Henry Cabrera dijo que Abastecimiento depende jerárquicamente de Administración y que solo acató el mandato imperativo dispuesto por esa área superior en observancia al principio de autoridad y subordinación.

María Merino Alegría, responsable del área de Personal, explicó que dio conformidad a un producto que no se adquirió porque no sabía que se había hecho el cambio del requerimiento, ya que la factura era congruente con lo solicitado por su área usuaria.

Finalmente, César Vislao, en su calidad de responsable del almacén, sostuvo que su actuar obedeció a una orden superior, pues solo participó por coacción del responsable de Abastecimiento.