El Ejecutivo no permite que empresa Odebrecht culmine 30% de la represa. Afirman que proyecto se retrasará por 4 años.
El Ejecutivo no permite que empresa Odebrecht culmine 30% de la represa. Afirman que proyecto se retrasará por 4 años.

Se terminan los plazos. El tercer año de gestión del gobernador regional de La Libertad, Manuel Llempén Coronel, está a punto de culminar, pero uno de sus principales objetivos no se ha cumplido: el reinicio de la presa Palo Redondo.

La máxima autoridad de La Libertad informó ayer que no ha conseguido que el Ministerio de Desarrollo Agrario, unidad ejecutora del megaproyecto, defina de una vez la intervención final de la empresa Odebrecht para terminar el 30% restante de la represa construida en la provincia de Virú.

¿Resignación?

Según Manuel Llempén, desde que le planteó el reinicio al presidente Pedro Castillo en la última edición del Gore Ejecutivo realizado en Trujillo, no ha visto ningún compromiso por parte del Gobierno para reiniciar los trabajos.

“Hasta el momento, ustedes me han escuchado, aquí en Trujillo se lo he pedido públicamente (al presidente Pedro Castillo) y nosotros estamos recibiendo una respuesta de pasividad y no quieren tomar esta gran decisión”, señaló.

El 23 de julio de 2020 el Gobierno Central asumió la unidad ejecutora del proyecto Chavimochic. Ayer, el gobernador Manuel Llempén insistió en que el convenio que él mismo firmó tendría que revertirse.

Lamenta

En ese sentido, para el gobernador regional de La Libertad hace falta voluntad política para ejecutar el proyecto que está paralizado desde hace cinco años.

“La decisión, en las tres oportunidades que me he reunido con el ministro (de Desarrollo Agrario), es que esperemos el laudo arbitral. Pero cuando este laudo se dé, automáticamente el contrato con la empresa concesionaria culmina, y hasta que se otorgue la buena pro, mínimo cuatro años (para retomar trabajos en Palo Redondo)”, declaró.

El objetivo de ampliar la frontera agrícola de la región en más de 30 mil hectáreas y generar más de 100 mil nuevos puestos de trabajo tendrá que esperar. De momento, el Estado dejó de percibir unos 10 mil millones de dólares por los cinco años del proyecto paralizado.