Papa Francisco elogia la solidaridad tras El Niño Costero y condena el sicariato (VIDEO)

"Los peruanos en este momento de nuestra historia no tienen derecho a dejarse robar la esperanza", dijo en Huanchaco

20 de Enero del 2018 - 15:21 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: Giuliano Buiklece

El papa Francisco recordó hoy durante su homilía en Huanchaco el paso del fenómeno del Niño Costero por la región La Libertad y el norte peruano, cuyas "consecuencias dolorosas" todavía están presentes en tantas familias.

"Ustedes al igual que los apóstoles conocen la bravura de la naturaleza y han experimentado sus golpes, así como ellos enfrentaron la tempestad sobre el mar, a ustedes les tocó enfrentar el duro golpe del Niño Costero cuyas consecuencias dolorosas todavía están presentes en tantas familias, especialmente en aquellas que todavía no pudieron reconstruir sus hogares, también por eso quise estar y rezar con ustedes", dijo.

Francisco consideró que estos "sacudones" cuestionan y ponen en juego el valor de nuestro espíritu y de las actitudes más elementales, por lo que es importante "no estar solos, sino unidos".

"Sé que en momentos de oscuridad cuando sintieron el golpe del Niño estas tierras supieron ponerse en movimiento y estas tierras tenían el aceite para ir corriendo y ayudarse como verdaderos hermanos, estaba el aceite de la solidaridad, de la generosidad que los puso en movimiento", dijo.Para Jorge Bergoglio, el alma de una comunidad se mide en cómo logra unirse para enfrentar momentos difíciles de adversidad y mantener la esperanza.

SICARIATO Y VIOLENCIA

El sumo pontífice también se pronunció sobre el sicariato y la violencia organizada a la que calificó como otra tormenta que azota las costas del norte. Algo que tiene su origen, indicó, en la falta de oportunidades educativas y laborales, "especialmente en los más jóvenes".

"O la falta de techo seguro para tantas familias forzadas a vivir en zonas de alta inestabilidad y sin acceso seguro, así como tantas otras situaciones que ustedes conocen y sufren que como los peores huaicos destruyen la confianza mutua tan necesaria para construir una red de contención y esperanza", dijo.

Asimismo, el papa Francisco precisó que ante los problemas y adversidades la salida es el evangelio: "Los peruanos en este momento de nuestra historia no tienen derecho a dejarse robar la esperanza".

Resaltó que con Jesús tenemos el espíritu que nos mantiene unidos y hace frente a aquellos que quiere llevarse lo mejor de nuestra familia. "Con Jesús el alma de este pueblo de Trujillo podrá seguir llamandose 'La ciudad de la eterna primavera'.