Temas

Perú aún sueña: empata con Colombia y llega al repechaje

En un encuentro tenso en el que más se peleó que jugó, dirigidos por Gareca empatan con gol de Guerrero. Ahora deberá jugar con Nueva Zelanda su cupo al mundial
Perú aún sueña: empata con Colombia y llega al repechaje

Perú aún sueña: empata con Colombia y llega al repechaje

11 de Octubre del 2017 - 08:44 » Textos: Omar Aliaga » Fotos: Correo

La alegría y fiesta bicolor que inundó todo el territorio nacional se volvió en tensión cuando Perú y Colombia empezaron a jugar en el Estadio Nacional tras el pitazo inicial del árbitro brasileño Sandro Ricci. La selección no encontraba su mejor juego, aquel que había despertado la ilusión, ese recobrar del juego de toque a ras del piso que ha sabido imprimirle el DT Ricardo Gareca. El panorama no era del todo alentador ante un equipo fuerte, muy físico, y tácticamente fortalecido.

Colombia esperaba en su lado del campo, con una presión media, a medio repliegue. Perú movía el balón entre sus defensores, esperando los espacios para generar peligro, esos espacios que no aparecían.

En esos primeros minutos Yotún la perdió, Ramos despejó al centro y James Rodríguez la pescó mordida. Gallese atrapó el balón y apagó el peligro. Los colombianos avisaban y eran una amenaza latente.

Pero también llegó una buena jugada colectiva de Perú. Asociaciones y pases para llegar hasta el borde del área grande. Flores amagó y remató, pero el tiro fue muy débil.

MÁS TENSIÓN. Antes de los primeros 20 minutos la fricción y la tensión estaban en máxima expresión. Un cabezazo de Paolo pasó a un metro del arco. Fue, en realidad, la primera llegada clara de Perú.

Tras la primera media hora del partido, Cueva perdió el balón y Colombia generó un contragolpe. Terminó en cabezazo de Falcao, tras centro de Aguilar. Gallese no se exigió y atrapó.

El partido seguía amarrado, sin grandes chances para ninguno de los dos.

Sin embargo, Colombia asustaba con su posesión del balón. Centró Arias y hubo un cabezazo de Falcao, aunque lejos del arco.

SEGUNDA MITAD. En el segundo tiempo, salió el “mudo” Rodríguez lesionado y entró en su lugar Miguel Araujo.

El partido seguía su cauce de tensión. Pero a los 55 minutos el estadio nacional, el Perú entero, se enmudeció. James encontró un rebote y abrió el marcador en el Nacional.

En otra jugada inmediata, en medio del pasmo de los rojiblancos, el colombiano superó a Corzo, desbordó y le pegó cruzado. Gallese controló por abajo.

En esos instantes André Carrillo se fue e ingresó Yordy Reyna. El cambio llegaba en un momento incómodo.

Yotún remató desde fuera del arco, pero pasó muy por encima del arco de Ospina.

Cuadrado tuvo seguidamente un tiro libro cuyo remate pasó por arriba del arco, cerca. Saque de meta para Perú.

A los 70 minutos, Yotún fue cambiado. Ingresó en su lugar Ruidíaz. Tres delanteros ahora sobre el gramado en la selección dirigida por Gareca.

En esos minutos Colombia también hizo otro cambio. Duvan Zapata salió e ingresó William Barrios

A los 75 minutos, cuando la confusión reinaba, una falta de Cuadrado a Corzo generó un tiro libre a favor de Perú. Guerrero, el líder de esta selección, hizo el gol que nos metía a la repesca. Fue tiro libre indirecto, pero el arquero Ospina tocó la pelota y eso validó el gol. Como en otras ocasiones en los últimos encuentros, parecía que una situación extraña confabulaba a favor de Perú.

En los siguientes minutos vimos a un Perú algo más envalentonado, con ganas de ganar el partido. James salió en Colombia, y en su lugar ingresó Chará.

Al final, ambos empezaron a mirarse con cautela. Los resultados de los otros partidos, en paralelo, parecían dejarlos satisfechos. Hubo tres minutos de tiempo adicional. Poco o nada pasó en ese tiempo.

Finalizado el partido, los seleccionados se empezaban a abrazar porque habíamos pasado de la eliminación a la vida, al sueño aún encendido. Hubo una espera de dos minutos más, el tiempo en que quedaba para terminar el Paraguay - Venezuela. Chile ya estaba llorando su eliminación. Y entonces sí, los pitazos finales eran ya para todos. Perú iba al repechaje con Nueva Zelanda, estaba vivo, vivo el sueño de volver a un mundial.