Teresa Cerna: “No engañen, se almacenó mal y hubo retraso”

Asegura que no hubo sobrestok de alimentos y que funcionarios de Marcelo “dejaron” que el producto caduque y se llene de gorgojos
Teresa Cerna: “No engañen, se almacenó mal y hubo retraso”

Teresa Cerna: “No engañen, se almacenó mal y hubo retraso”

11 de Agosto del 2019 - 07:00 » Textos: Alex Martínez » Fotos: Cristina Aguilar

Hace ocho meses estuvo al frente de los programas alimentarios: Vaso de Leche y Comedores Populares. Y por eso considera que tiene autoridad para opinar sobre lo que ocurrido en este sensible sector durante la actual gestión del alcalde de la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT), Daniel Marcelo Jacinto.

Teresa Cerna Salas, exgerente de Desarrollo Social y subgerente de Programas Alimentarios en la gestión del exalcalde Elidio Espinoza Quispe, se siente aludida y cuestionada cuando acusan a su administración de originar que toneladas de alimentos destinados a la gente más necesitada se hayan perdido.

Sin embargo, ella acepta que durante su periodo hubo retrasos en la entrega de productos a los beneficiarios, pero asegura que no se perdieron toneladas de alimentos como sí ha ocurrido en la gestión de Daniel Marcelo Jacinto.

Cerna tiene una posición clara de lo que habría ocurrido. A continuación lo detalla.

¿En qué condiciones quedaron los productos para los programas alimentarios, es cierto que dejaron un sobrestock, una bomba de tiempo a la gestión de Daniel Marcelo?

Primero, hay que reconocer que todo proceso para la compra de alimentos toma un tiempo y hay que reconocer que el programa Vaso de Leche, desde un primer momento, ha tenido inconvenientes a razón de que por más de 20 años se adquiría la leche fresca de vaca, pero luego fue cambiado a leche evaporada, y eso originó que cada proceso se observe, se declare nulo y esto llevaba al retraso, pues los procesos administrativos tienden a prolongarse hasta por 90 días. Y esto lo digo sin ánimos de deslindar responsabilidad o responsabilizar a otros. De ambos lados hay responsabilidades, por el retraso propios de las licitaciones y los cambios que se han dado constantemente en el área de Abastecimiento.

Cuando el alcalde Daniel Marcelo sale a decir: yo no pude hacer nada para evitar que se pierdan 17 toneladas de alimentos y 900 tarros de leche porque había sobrestock, ¿eso es así o cree usted que se pudo hacer algo más?

Nosotros quisimos hacer la entrega de cargo y ni siquiera quisieron recibirla. Yo he tenido que ir al mismo gerente general y dejárselo en la mano. Hubo una renuencia a aceptar que cumplimos con nuestro trabajo. Yo no digo que hicimos maravillas, pero cumplimos, dejamos cronograma de entrega, informe de entrega de cargos, plan de entrega trimestral y al personal de campo responsable. Cada muchacho que trabajaba ahí sabía muy bien lo que tenía que hacer, pero los sacaron a todos. También tuvimos logística porque teníamos movilidad adicional; claro, previa coordinación con servicios generales, que nos daba un camión y varias camionetas que nos permitían abastecer los alimentos del programa.

¿O sea había alternativas para conservar mejor los alimentos y distribuirlo a tiempo ?

Claro, debieron usar al personal de campo. Mira, sé que los han tenido ahí sin hacer nada un montón de días, hasta que llegó una abogada (funcionaria encargada del área). El señor Marcelo sabe de este manejo, porque él está sentenciado por un problema del Vaso de Leche, sabe cuál es el manejo y la metodología. Lo que ha pasado es que ellos han entrado con el pie en alto, omitiendo toda actividad correcta que nosotros implementamos y simplemente no han entregado los alimentos. Ahora, la normativa de almacenamiento de alimentos y la vida útil de los productos de programas sociales es más exigente y ha cambiado. La Dirección General de Salud Ambiental (Digesa) ha disminuido el tiempo de vida útil de los alimentos, para asegurar que los productos no estén mucho tiempo almacenados y sean aptos para el consumo de los beneficiarios. Ellos sabían que esta primera ración se vencía el 31 de marzo, entonces ellos debieron entregar. Aquí yo sí me adelanto y me atrevo a decir que han esperado a que se malogre para luego atacar políticamente y justificar luego algo que es imposible de hacer.

Antes de preguntarle por lo último que acaba de manifestar, quiero insistir en el punto de que trate de explicar ¿qué habría ocurrido para que esos alimentos no lleguen a los beneficiarios y terminen con gorgojos?

No me consta, pero creo yo que no hubo funcionarios desde el primer día de gestión. Además, la inexperiencia de los funcionarios y sobre todo la negligencia de no confiar en el personal que se quedaba. Mira, el personal de campo sabía y tenía sus cronogramas de entrega, es lógico que se haya llegado a estos extremos si es que no han entregado prácticamente durante tres meses. En el Vaso de Leche hay un promedio de 9 mil usuarios, cada organización recibe una ración para un mes, para 50, 60 y hasta 100 usuarios, entonces esos alimentos debieron moverse de acuerdo a los cronogramas que nosotros dejamos desde diciembre.

Ahora, ¿cree que al final de todo hay un trasfondo político?

Sí, definitivamente, y es harto conocido que Alianza Para el Progreso (APP) se maneja de esta manera. Yo misma lo he vivido, porque desde el primer día que estuvo en gestión he sido denunciada por quítame esta paja. Pero como actué de acuerdo a ley varias de mis denuncias están archivadas y las otras seguirán el mismo camino. Acá lo que ha ocurrido es que al encontrar tanto alimento no han querido trabajar con la gente que estaba ahí y que sabía como entregarlo, han esperado a colocar a sus funcionarios y el tiempo se les ha caido encima. La gente se comunicaba con nosotros, había preocupación porque no entregaban los productos, en el caso Vaso de Leche.

¿Hay la posibilidad de que se demuestre que ustedes compraron demasiado y dejaron un sobrestok?

La modalidad de adquisición de los productos es la que ellos han dejado. En materia de licitación pública una compra de insumos para el programa Vaso de Leche debería durar un año y coincidir con el año fiscal, pero cuando nosotros ingresamos encontramos un proceso en curso, tal cual ocurría para los comedores populares. Ahora bien, en cuanto a la última compra se adquirió en julio de 2018 para que el proveedor entregue los alimentos hasta julio de 2019. Eso no quiere decir que se han dejado en los almacenes alimentos de todo un año. Ojo ahí, que Marcelo no engañe, que no se definforme. Lo que se ha dejado es la remesa trimestral para 8 mil y pico usuarios del Vaso de Leche. Estos productos tuvieron que ser entregados en enero, febrero y marzo. Que no se desinforme a la población, no se pudo haber dejado alimentos de la compra de todo un año, eso es imposible.

¿Entonces, es falso que se compró más de lo necesario?

Es falso, se compró lo necesario. Si la gente estuviera informada esto sería más fácil. Mira, ingresen a la pagina del Organismo Supervisor de Contrataciones del Estado (Osce), es facilísimo y verán que la compra es regular. Nadie te va entregar lo comprado para un año en una sola remesa, eso es ilógico.

¿Usted sostiene que hubo retraso en la distribución y también mal trabajo para almacenar los alimentos?

Sí, eso ya ha sido observado. Hubo un mal almacenamiento y eso es una responsabilidad grande y va en agravio del Estado y los programas alimentarios. Escucha lo que ha dicho el alcalde Marcelo, que están almacenando en el Complejo Chicago. Eso es usado como almacén, eso no puede ser.

Sabes, ahora se está exigiendo que el registro sanitario para cada saco de arroz sea de manera mensual, o sea el proveedor tendrá que sacar un registro por mes para asegurar que ese arroz no tenga ni un gorgojo, ni picadura, ni ningún otro elemento que signifique problemas para el ser humano.

¿Por qué Daniel Marcelo y algunos regidores sostienen la versión de que se adquirió más alimentos de lo que realmente se necesitaba?

Ahora lo dicen para justificar que almacenaron mal. Salen a decir que compramos demasiado y eso es falso. Lo que ingresó es la remesa del trimentre que debieron entregar en enero, febrero y marzo; no lo han hecho y por eso está con insectos, gorgojos y hasta tela de araña. No es apto para el consumo humano.

Los informes de transferencia son claros. Lo que pedía la transferencia nosotros respondimos. Lo que está diciendo el alcalde Daniel Marcelo no es cierto, él está desinformando cuando dice que nosotros hemos ocultado de manera poco sana información

¿Qué responsabilidad asumen ustedes como la gestión que adquirió estos productos (arroz, avena, kiwicha, leche) ?

Hubo un comité de adquisición del programa alimentario. Si hay algo que responder en específico se tendrá que hacer. 

Lo más leído