150 niños viven un calvario por obra inconclusa del GRL en Pátapo y Oyotún

El proyecto de estos dos colegios iniciales tiene año y medio de retraso, por eso en uno se ven obligados a usarlo desde abril, pero al poco tiempo las sillas se rompieron, por los techos filtra agua, entre otras deficiencias. Los alumnos del otro plantel aún siguen encargados, porque a su nuevo local le falta agua y luz
150 niños viven un calvario por obra inconclusa del GRL en Pátapo y Oyotún

150 niños viven un calvario por obra inconclusa del GRL en Pátapo y Oyotún

20 de Junio del 2018 - 09:51 » Textos: Lester Solis » Fotos: Correo

Indignación acumulada es la que vive más de un centenar de padres de familia y profesores de dos colegios iniciales de la región, cuyo proyecto de construcción de sus locales escolares, responsabilidad del Gobierno Regional de Lambayeque (GRL), lleva año y medio de retraso.

No es la primera vez que los directivos de estos dos planteles hacen pública su denuncia, incluso, hasta la Contraloría en su momento intervino, pero a las autoridades regionales parece poco importarles las actuales condiciones en que estudian los menores.

DEL 2016. Se trata de la obra “Instalación de los servicios de educación inicial escolarizada en II.EE. N° 408 - San Martín, distrito de Oyotún y N° 409- Huellitas de Jesús, Pampa La Victoria, distrito de Pátapo”, realizado mediante la Licitación Pública N° 8-2016, con un valor referencial de S/ 2 millones 789 mil 721.19 y un plazo de ejecución de 120 días .

Para esto, el GRL suscribió el contrato de obra N° 21-2016 el 24 de noviembre de 2016 con el Consorcio R5 (conformado por las empresas Enriquez SAC. y Constructora y Minera R-5 SAC.), con un sistema de contratación a suma alzada.

El inicio del plazo contractual fue el 11 de enero de 2017, el cual concluía el 10 de septiembre de 2017.

Prácticamente a trompicones, el proyecto que contiene dos componentes está casi listo, pero las deficiencias técnicas tanto en su infraestructura e inmobiliario salieron a relucir al poco tiempo de su uso extraoficial.

Este caso se presenta en la IE. N° 409 de Pátapo, donde la directora, Miriam Monteza Palacios, tras un acuerdo con el Gobierno Regional de Lambayeque y Educación comenzó a usar el colegio en abril, a pesar de no estar recepcionado de manera oficial, pero al poco tiempo la infraestructura e inmobiliario comenzaron a deteriorarse.

Así lo expresa Monteza en el Oficio N° 047 que le dirigió el 30 de mayo último a la Contraloría Regional, “Informe sobre entrega y condiciones de infraestructura” del colegio Huellitas de Jesús que cuenta con más de 100 alumnos en dos turnos.

“…las notorias deficiencias que presenta la obra, las mismas que no han sido subsanadas (filtración en las paredes y techo, paredes con fisuras, techos con desprendimientos, puertas sin acabados y parchadas, ambiente de cocina sin acabados, ventanas de madera blanca, columpios en mal estado, sillas de madera blanca rotas, sanitarios malogrados, grifería de baños corriente y malogradas, chapas de puertas corrientes y malograda, etc.”, dice el oficio.

OYOTÚN. Mientras tanto, en el otro componente (IE. N° 408 - San Martín, Oyotún), el calvario se vive y escribe de diferente manera, según lo narra su directora, Leonila Juana María Deza Muro.

“Acá tampoco entregan la obra de manera oficial y nosotros, desde el año 2013 estamos encargados en el local comunal de la municipalidad”, refiere Deza.

La docente afirma que ellos aún no pueden ocupar su nuevo local porque este aún no tiene los elementales servicios de agua y energía eléctrica.

“Estamos en estos trámites, porque recién en enero en el GRL me indicaron que nosotros, como colegio, debíamos gestionar la instalación de estos servicios, pero me enfermé y estuve dos meses hospitalizada y cuando regresé en abril no se había avanzado en nada”, señaló.

Deza Muro refiere que su plantel cuenta actualmente con 43 alumnos y dos profesoras en un solo turno.

“Este colegio desde que se fundó en el 2013 funciona en el local comunal donde por su naturaleza los ambientes que improvisamos como aulas son muy pequeños; a parte no tenemos luz”, comentó.

Deza añade que, el nuevo local está casi listo desde hace meses, incluso tiene el inmobiliario empaquetado.

“Está terminado desde marzo…si no fuera por la falta de agua y luz ya nos hubiéramos pasado…ahora requerimos un poste para traer la conexión hasta el nuevo local”, acotó.

VALENCIA. Al respecto, el consejero regional delegado y a su vez, presidente de la comisión de Educación del Consejo Regional de Lambayeque, Raúl Valencia Medina, dijo que de inmediato tomaría cartas en el asunto.

“La verdad no tengo términos más que de preocupación por esto, voy a actuar de manera inmediata”, sostuvo Valencia.

El consejero lamento, también, que esta situación la estén viviendo estos menores desde hace mucho tiempo.

“Siento vergüenza ajena...no me parece prudente que estando los niños estudiando ahí el techo esté filtrando agua, ya tengan sillas rotas, los juegos infantiles estén averiados, etc.”, acotó.

Lo más leído