Alcaldes con oídos sordos al acoso sexual callejero

De los 38 distritos de la región Lambayeque, solo las municipalidades de Chiclayo, Tumán y Salas han aprobado una ordenanza que prohíbe el delito, más no las están cumpliendo. Esto debido que no han colocado los respectivos carteles
Alcaldes con oídos sordos al acoso sexual callejero

Alcaldes con oídos sordos al acoso sexual callejero

16 de Septiembre del 2018 - 09:46 » Textos: Perla Polo Salés » Fotos: Correo

A los alcaldes de los diversos distritos y provincias de la región Lambayeque, al parecer poco o nada les importa el acoso sexual callejero contra las mujeres, que son las que mayormente viven este tipo de violencia.

Esto debido a que tras la publicación del Decreto Legislativo N° 1410, que establece la Ley sobre la calificación del acoso sexual como delito, de los 38 municipios, solo tres han aprobado una ordenanza municipal donde se prevenga, prohiba y sancione el acoso en espacios públicos que afecten al sexo femenino. También al masculino de darse el caso.

INCUMPLIMIENTO. El titular de la Defensoría del Pueblo en Lambayeque, Julio Hidalgo Reyes, dio a conocer que su representada en el mes de agosto del presente año envió un oficio a los 38 municipios, donde les recomienda a las autoridades ediles promover la aprobación y ejecución de la mencionada ordenanza.

Sin embargo, solo las comunas de Chiclayo, Salas y Tumán aprobaron la misma.

“En el artículo 7 de la Ley N° 30314, Ley para prevenir y sancionar el acoso sexual en espacios públicos, dispone que los municipios deben aprobar sus ordenanzas que prevengan y sancionen el acoso sexual callejero en espacios públicos que afecten a las mujeres. Esto es en sus respectivos distritos, donde deben establecer procedimientos de denuncias y sanción mediante multas a personas de esa naturaleza y jurídicas que toleren esa violencia, así como también la colocación de carteles, que es importante para prohibir este tipo de situaciones”, sostuvo.

No obstante, las tres municipalidades que han implementado las ordenanzas, están incumpliendo con la colocación de carteles en los espacios públicos y en las obras que se ejecutan. Siendo el caso que en su mayoría también son obreros de construcción civil los que mayormente molestan, silban o acosan sexualmente a las damas y lo hacen de forma grupal.

“En el caso de Chiclayo ha emitido la ordenanza 005-2018, donde se prohibe el acoso sexual en espacios públicos. Se requiere que los gobiernos locales en estos espacios públicos establezcan estos medios de control y sanción. Tumán aprobó la ordenanza N° 177, pero no la están aplicando”, agregó.

Asimismo, el funcionario del Estado indicó que existen multas o sanciones por la no colocación de los respectivos anuncios en donde adviertan el delito sobre el acoso sexual callejero.

“Allí se establece promover para colocar los carteles y la sanción van desde 20 por ciento de la UIT cuando el hecho se realiza en el espacio público y hasta 1 UIT cuando implica tocamientos, frotaciones con el cuerpo o sea masturbaciones por parte de obreros de construcción civil. O sea hablamos de que la multa va a la empresa ejecutora que no ha colocado los anuncios. Las multas para las municipalidades por no colocar carteles o anuncios que prohiban la agresión del comportamiento físico en las áreas públicas es el 50 por ciento de la UIT”, acotó.

Para ello, Hidalgo Reyes señaló que a fines de este mes ya se debe de tener el reporte del seguimiento de los municipios para determinar si cumplieron con emitir la ordenanza.

Para ello recordó a todas las personas que desde hoy en adelante ya pueden presentar sus denuncias penales por estos hechos, ya sea ante las comisaría o el Ministerio Público, pues estas entidades son las que realizarán las respectivas investigaciones de los casos.

“Aún es escaso el compromiso de los gobiernos locales en implementar estas ordenanzas que promuevan una cultura de respeto y erradicar la violencia de genero que existe en nuestra sociedad. Esperemos que con estas elecciones entrantes sea una política pública local, que sea respetuosa de los derechos de la mujer y sobretodo se genere condiciones no solo digamos de respeto, si no frenar el abuso que se dan de esta forma en los espacios públicos, que aún no se han regulado y es allí donde las municipalidades tienen que hacer una labor de controlar determinadas acciones”, declaró.

ESTADÍSTICAS. Por su parte, la jefa de la comisaría de Familia, capitán PNP Cynthia Mantilla Delgado, agregó que desde enero del 2018 hasta la fecha no se ha registrado ninguna denuncia por acoso sexual callejero, por parte de las mujeres.

Pero ahora, con las leyes que han cambiado, dijo que las agraviadas no deben quedarse calladas, de inmediato se tiene que presentar la denuncia ante la dependencia policial más cercana.

“Los homosexuales también pueden poner su denuncia porque son seres humanos como nosotros. Un acoso es un maltrato psicológico y es parte también de la violencia. La comisaría de Familia va a recibir todas las denuncias, aunque todas van a recepcionar lo mismo”, acotó.

De igual forma, continuarán realizando campañas para sensibilizar a la población a no generar más violencia y las enseñanzas se les aplicará desde los más pequeños hasta los adultos para aprender a respetar al genero opuesto.

La oficial saludó la medida de las municipalidades que han aprobado las ordenanzas municipales para prohibir el acoso en ambientes públicos.

También pidió a todas las personas a no quedarse calladas ante un acto semejante que causa graves daños psicológicos a las víctimas por parte de los desadaptados que andan por las calles faltando el respeto.

Finalmente, aseguró que acompañarían en los operativos a la Defensoría del Pueblo para verificar que se cumplan las ordenanzas en cada distritos y provincias.

Lo más leído