Ambulantes hacían “bolsa de dinero” para poder trabajar

Dirigente Hugo Vega revela que lo recaudado se entrega a agente municipal o del Serenazgo. En la gestión del encarcelado Roberto Torres se cobraba a los informales por merced conductiva, pero está prohibido, según la Defensoría
Ambulantes  hacían “bolsa de dinero” para poder trabajar

Ambulantes hacían “bolsa de dinero” para poder trabajar

07 de Agosto del 2018 - 09:39 » Textos: Perla Polo » Fotos: Correo

Comerciantes informales del mercado Modelo revelaron que cuando vuelven a posesionarse en las calles y para permanecer en el lugar un buen tiempo, se ven obligados a hacer “una bolsa de dinero” para entregarles a algún representante de la municipalidad de Chiclayo.

Esto con la finalidad de no ser molestados por la Policía Municipal o del Serenazgo, que últimamente en reiteradas oportunidades están tratando de quitarles su mercadería con la intención de sacarlos de las vías de acceso que rodean el centro de abastos más grande la Capital de la Amistad.

Cabe indicar que hace unos días los más de 5,000 ambulantes fueron desalojados tras una orden judicial que exigía recuperar los espacios públicos.

REVELA. El presidente de los comerciantes informales de las cuadras 14 y 15 de la avenida Balta, Hugo Vega Manay, sostuvo que solo en su zona los más de 200 afiliados a su lista hace 30 años pagaban S/ 1 diario tipo merced conductiva, hasta la gestión de Arturo Castillo Chirinos.

Dijo que el exalcalde Castillo luego les retiró el cobro de la merced conductiva, con la finalidad de sustentar también una acción de desalojo.

“En la gestión del señor Roberto Torres pagamos casi un año, porque él repuso el pago. El problema nosotros por la desesperación de querer vender, porque a veces hacían operativos y no nos dejaban trabajar, en el actual mandato para convenirnos con la autoridad y nos dejen trabajar hemos estado haciendo lo que se llama una bolsita y le dábamos a un representante de la comuna”, reveló.

De igual forma, el dirigente reprochó la actitud de las autoridades municipales, pues señala que cuando realizan reuniones para tratar el tema del Modelo, no los invitan a participar para de una otra forma brindar una solución a la problemática que está desde hace muchos años atrás.

Además, dijo que la última sentencia que ordena el desalojo de todos los ambulantes no se estaría cumpliendo de acuerdo a ley.

“Nosotros tenemos razón en decir porque no se cumplió la sentencia judicial. En la resolución el magistrado indica a la autoridad edil que se desocupen las calles del mercado para dejar libre las vías, pero a la vez le pide que se reordene el comercio ambulatorio que es la reubicación en otro mercado, pero esto no se dio y parece que no se dará nunca. Yo en dos oportunidades he enviado un documento a la municipalidad con una relación de todos los afiliados de mi base, pero el alcalde por razones que desconozco nunca lo hizo”, añadió.

Es por ello que ha solicitado la intervención del Poder Judicial para hacerle un llamado de atención a las autoridades municipales por no dar cumplimiento al 100 por ciento a la medida.

Hugo Vega dio a conocer que en un primer momento junto a otros dirigentes plantearon al alcalde David Cornejo Chinguel que la posibilidad de reubicación debería ser en el local del Serenazgo, ubicado en la avenida Ángamos; esto debido a que abarca casi toda una manzana y por lo tanto sí alcanzarían todos los comerciantes informales. Allí se evitaría casi en su totalidad la informalidad y se solucionaría el problema, señala el dirigente informal.

Según el representantes de los comerciantes informales, el mercado del Pueblo jamás prosperó porque no le pertenece a la comuna, es propiedad del Gobierno Regional de Lambayeque.

MALESTAR. Algunos comerciantes también denunciaron que la denominada “bolsita” la hacían entre todos, es decir por cuadra o grupos de informales y se la entregaban a un trabajador edil, ya sea de la Policía Municipal o Serenazgo.

“Nosotros trabajamos aquí porque tenemos necesidad de dar de comer a nuestros hijos, mandarlos al colegio y no es justo que no nos dejen. Ahora por qué no nos mandan a uno de los locales que tienen para poder estar tranquilos, sin la preocupación que nos pueden quitar nuestra mercadería”, agregó una de las comerciantes ambulantes de la playa de estacionamiento del mercado Modelo.

Sobre esta problemática, el director de la Defensoría del Pueblo de Lambayeque, Julio Hidalgo Reyes, informó que según las investigaciones que ejecutan de acuerdo a presuntos cobros indebidos por parte de la comuna chiclayana, no tienen un monto determinado de cuánto aproximadamente se habrían apropiado de forma ilegal.

“No se tiene un monto determinado; sin embargo, cualquier cobro que realice el municipio por este concepto es totalmente ilegal porque no se puede cobrar por la vía pública y porque no hay una contraprestación por este servicio que implique algunas mejoras en las condiciones de trabajo en los comerciantes ambulantes. El Poder judicial ha solicitado el reordenamiento del mercado modelo, pero el municipio no ha cumplido”, precisó.

“La reubicación sí se dio pero muchos informales no accedieron y por lo tanto este proceso no fue el más adecuado. También existen malos comerciantes que están lucrando con la expectativa de sus compañeros a quienes les exigen que no salgan para continuar en el lugar. Reitero que se debe denunciar si es que realizan cobros ilegales para beneficios ajenos”, puntualizó.

Sobre esta denuncia de cobro de “bolsas de dinero” por parte de los agentes municipales y del Serenazgo, Correo buscó la versión del gerente de Seguridad Ciudadana y Fiscalización de la Municipalidad Provincial de Chiclayo, coronel PNP (r) Amílcar Castro Minchola, pero no atendió las llamadas telefónicas.

Lo más leído