Chiclayo: Dolor, pasión y lágrimas en el Vía Crucis de Reque (VIDEO)

Cientos de personas llegaron de todas parte por la crucifixión de “Jesús” en el “Monte Gólgota”. Testimonios de los visitantes, como de los propios histriones guardan un solo mensaje: la evangelización
Chiclayo: Dolor, pasión y lágrimas en el Vía Crucis de Reque  (VIDEO)

Chiclayo: Dolor, pasión y lágrimas en el Vía Crucis de Reque (VIDEO)

15 de Abril del 2017 - 09:11 » Textos: Lester Solis » Fotos: Foto: Lester Solis. Video: Facebook-Renato Ferré Velásquez-Municipalidad de Reque

Gritos, llanto y dolor, es lo que se vivió ayer en la tradicional escenificación del Vía Crucis organizado, hace 28 años consecutivos, por la Comunidad Juvenil Cristiana de la parroquia San Martín de Thours de Reque, en Chiclayo

Como era de esperarse, todas las miradas de los cientos de visitantes se dirigían al joven Luis Terrones Carrión, quien a sus 22 años de edad volvía a su tierra natal para personificar por vez primera a Jesús.

TRADICIÓN. Augusto Martínez Ibáñez, propulsor de esta representación desde hace casi tres décadas, confiesa que jamás pensó que esta fecha llegaría al calendario turístico de la región.

Martínez afirma que Promperú todos los años los invita para la conferencia de turismo, pero recalca que nadie les asigna un presupuesto para cubrir los gastos.

“La Municipalidad de Reque nos ayuda con la ambientación de los escenarios, pero de ahí los chicos hacen rifas y otras actividades para cubrir los gastos”, comenta.

También añade que, el éxito de esta tradición está en la participación de los niños. “Ahí radica nuestra permanencia en el tiempo. Por ejemplo, quien hace hoy día de Cristo estuvo con nosotros desde los 9 años. Los ensayos comienzan en enero. Son 170 actores en escena”, explicó.

Unos metros más allá y vestido de soldado romano ubicamos a César Olivos Esquives, quien lleva 23 años participando de esta escenificación.

“Intenté dejar esta tarea un año, pero me di cuenta que algo le faltaba a mi vida y decidí regresar”, comenta lleno de emoción Olivos Esquives.

Mientras que parada bajo un intenso sol vivía con devoción cada episodio de este Vía Crucis la señora Gracia Ruiz Zamora, quien llegó desde Úcupe, Mocupe para vivir esta representación.

“Este es el sexto año que vengo y en realidad siento un profundo dolor al ver el sufrimiento del joven que encarna a Jesús y me imagino que así fue el padecimiento de nuestro señor Jesucristo”, comentó.

EL DRAMA. Luego de que Pilatos y Herodes se burlaran y lo condenaran, así como el cruel castigo y mofa de los soldados romanos, “Jesús” emprendió su camino cargando una pesada cruz de 70 kilos hacia el “Monte Gólgota”, ambiente preparado en la cima de un cerro del ahora urbanizado sector Las Delicias de Reque.

Fue más de un kilómetro de caminata, azotes y sufrimiento hasta que “Jesús” llegó a su destino final, donde decenas de personas ya lo esperaban para vivir en carne propia la crucifixión del hijo del Dios.

“No solo se me cayeron las lágrimas cuando me azotaban de verdad, sino también en la escena del canto de María. Me involucré tanto con el personaje que no pude contenerlas”, declaró posterior al Vía Crucis Luis Terrones (“Jesús”).

Terrones dejó en claro que los azotes y bofetadas son reales y que en ningún momento del camino pensó en renunciar. “Si se me permite seguir el próximo año, lo haré con mucho gusto”, refirió.

Por último confesó que en cierto momento la puesta en escena de este año iba a ser cancelada por las lluvias, pero cuenta que todos los actores decidieron no parar, “porque la tarea de evangelización está primero”, acotó.