Cinco reos con cáncer terminal esperan indulto humanitario

Más de veinte reos están internados en el tópico del recinto penitenciario y otros cinco en el hospital Las Mercedes, donde reciben sus respectivos tratamientos. Un reo trasladado de la ciudad de Iquitos sufre de alteraciones mentales
Cinco reos con cáncer terminal esperan indulto humanitario

Cinco reos con cáncer terminal esperan indulto humanitario

29 de Octubre del 2017 - 09:06 » Textos: Perla Polo Salés » Fotos: Correo

Cerca de 4,000 presos purgan condena en el penal de Chiclayo por haber cometido actos delictivos, pero de ellos, cinco están condenados a enfermedades terminales y será la justicia divina la que se encargue de hacerles pagar sus delitos.

Actualmente la población penitenciaria es de 3,934 internos, la mayoría padecen diversas enfermedades, pero solo cinco padecen cáncer terminal que los aqueja a diario y probablemente fallezcan antes de ver a todos sus seres queridos y amigos en la calle.

INVESTIGACIÓN. Tras la muerte del interno Manuel Centurión Copia (56), quien desde hace siete años purgaba prisión por el delito de violación sexual y dejó de existir por padecer un cuadro de asma, el defensor del pueblo en Lambayeque, Julio Hidalgo Reyes, ha iniciado una investigación para determinar las causas y cuántos son los reos que están enfermos y no son llevados a tiempo a un hospital.

“Efectivamente sobre el interno que murió era un paciente con asma que lamentablemente en el traslado murió al sufrir un paro cardiorespiratorio. Hemos verificado que en el recinto penal laboran solo dos médicos, dos enfermeras, seis técnicos, un farmacéutico y siete psicólogos que están al cuidado de la población penal”, sostuvo.

Sostuvo que el problema al parecer fue la demora en el traslado del reo para ser internado en un área especializada del Hospital Regional Docente Las Mercedes, esto debido a que se tiene que realizar una serie de trámites para que el preso pueda ser llevado desde el penal a otro lugar, ya sea un nosocomio o para algún proceso judicial.

DEMORA. Del mismo modo el representante de la Defensoría del Pueblo, dio a conocer que también se ha reunido con las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario de la región, esto luego de tener conocimiento de que una interna hace más de un mes fue trasladada desde la cárcel de la provincia de Sullana, ubicada en el departamento de Piura, hacia Chiclayo, para ser operada de una hernia.

Se trata de Adina Pintado Morales, quien purga condena por el delito de tráfico ilícito de drogas y sin embargo, no era llevada al Hospital Regional de Lambayeque para ser intervenida quirúrgicamente y su salud corría peligro.

“Sufre de una hernia y hasta hace dos días seguía en el establecimiento penal y no era trasladada al hospital. Ella llegó el 25 de septiembre, pero por los trámites burocráticos se genera esa situación de demora que muchas veces se puede complicar como lo ocurrido con el interno que ha fallecido hace unos días, pues a ello también se sumó la falta de personal médico”, acotó.

Hidalgo Reyes dijo que según el informe que han realizado, han logrado determinar que en tópico del penal hay internados 29 presos que padecen de tuberculosis (TBC) y otros 32 están llevando tratamiento ambulatorio.

Mientras que otros padecen de diversas enfermedades como colesterol, diabetes, neumonía, asma, entre otras que son tratados allí mismo.

INDULTO. Por otro lado, el funcionario del Estado también señaló que ante los cinco internos que se encuentran con enfermedad terminal, pedirá que se evalúe en la comisión de gracia, para que se les otorgue el respectivo indulto humanitario y puedan regresar a sus domicilios a continuar con sus tratamientos hasta esperar la hora final de sus vidas.

“El informe tiene que ser aprobado por una junta médica y luego las autoridades del Inpe tienen que iniciar los trámites para la comisión de gracia y así puedan ser indultados. Aveces esa situación por la demora pone en riesgo la salud de los pacientes presos”, añadió.

Asimismo, informó que dentro del penal existe un reo que ha sido trasladado de la cárcel de la ciudad de Iquitos de la región Loreto, el mismo que actualmente es un paciente psiquiátrico, para quien también están tratando de solicitar el indulto o simplemente trasladarlo a un centro de salud mental para que continúe purgando su pena.

Finalmente, Julio Hidalgo manifestó que la atención médica se debe de brindar a todos los presos por igual y no debería de haber ningún tipo de privilegio, como en algún momento se dijo que se le daba al exalcalde de Chiclayo, Roberto Torres Gonzáles, el mismo que más de una vez ingresó al hospital Las Mercedes y permaneció por varios días e incluso meses.

INTERNADOS. Por su parte, el director del hospital Las Mercedes, John Joó Salinas, mostró su preocupación debido a que de forma mensual al menos ingresan entre cinco a 6 presos para ser internados y estos generan una alta estancia hospitalaria.

El médico declaró que los hombres privados de su libertad permanecen hasta más de cinco meses hospitalizados y eso hace que cuatro o cinco personas que verdaderamente necesitan la atención en este nosocomio no se vean atendidos como debe ser, porque no hay camas al estar ocupados por los internos del penal de Chiclayo ubicado en el distrito de Picsi.

De igual forma, Joó Salinas reveló también que existe un interno que cada vez que llega al hospital siempre permanece por buen tiempo. Dijo que en una oportunidad estuvo hasta más de 230 días hospitalizado en medicina externa de varones.

Contó que en su primer ingreso se le dio de alta; sin embargo, al tercer día volvió al nosocomio, no sin antes su abogado presentó una demanda contra él y los médicos que lo evaluaron aduciendo que el paciente no está estable y todo por el simple hecho de haber ordenado su salida del hospital.

Otros reos se encuentran en cirugía y en traumatología. Eso también genera un gran malestar al personal médico, ya que es un poco incomodo para ellos hacer su trabajo de evaluación a otros pacientes.

Es por ello que envió documentos al Instituto Nacional Penitenciario (INPE), en donde le sugirieron al director que envíen personal médico al hospital para capacitarlos en cuanto el manejo del correcto cuidado de los reos delicados de salud.