Envían al penal de Chiclayo a “Los Malditos de Chongoyape” por extorsionar a empresario

Los cinco detenidos acudieron al local donde el agraviado citó al dirigente del sindicato para entregar el dinero
Envían al penal de Chiclayo a “Los Malditos de Chongoyape” por extorsionar a empresario

Envían al penal de Chiclayo a “Los Malditos de Chongoyape” por extorsionar a empresario

17 de Febrero del 2018 - 09:01 » Textos: Oswaldo Cabrera » Fotos: Correo

Cinco individuos que conformarían la banda delictiva “Los Malditos de Chongoyape” fueron enviados ayer al penal de Chiclayo, por haber realizado actos de extorsión en agravio de una empresa constructora.

En audiencia pública, la jueza Cecilia Grandez Rojas, del Juzgado de Investigación Preparatoria Vacacional, declaró fundado el pedido de prisión preventiva, por el plazo de 9 meses, que la Fiscalía presentó contra los imputados.

DETENIDOS. Se trata de Luby Larri Saavedra Sánchez, José Távara Baca (”Tula”), Delvis Montalvo Ríos, Miguel Ángel Sánchez Ríos (”Balán”) y Jorge Ríos Ramos, quienes fueron detenidos la mañana del 14 de febrero en el restaurante “El 10 Chongoyapano”.

Aquel día, representantes de la Fiscalía, secundados por efectivos policiales, realizaron un operativo con el fin de capturar a los malhechores que exigían el pago de 6,000 al consorcio que ejecuta la carretera Chongoyape - Racarrumi.

Los empresarios de iniciales L.A.A.G. Y E.L.B denunciaron que los bandidos les pedían dicho monto, además de puestos de trabajo en la referida obra, para dejarlos trabajar.

Previa coordinación con los policías, uno de los empresarios citó a los dirigentes del sindicato de construcción civil de la localidad, José Távara (presidente) y Luby Larri (vicepresidente) al restaurante para entregarles el dinero.

Es así como ellos se presentan, acompañados de otros tres obreros al local, donde el empresario entrega por debajo de la mesa a Luby Saavedra un sobre manila con S/ 1,000, siendo detenidos.

Durante la audiencia, Saavedra reconoció que el agraviado lo citó al local; pero negó que haya sido por haberlo amenazado. Por su parte, los obreros detenidos indicaron que se habían reunido para comer un ceviche y luego jugar un partido de fútbol por el Día de la Amistad.

Rechazaron haber acompañado a los directivos a extorsionar y afirmaron que no tienen antecedentes policiales.

Lo más leído