Indagan sobre uso de 100 bombas que compró GRL

Anterior gestión firmó contrato a fin de mejorar servicio en distritos afectados por agua contaminada pero se desconoce su destino final
Indagan sobre uso de 100 bombas que compró GRL

Indagan sobre uso de 100 bombas que compró GRL

17 de Junio del 2019 - 11:52 » Textos: Alicia Tovar » Fotos: Correo

Incertidumbre. Equipos adquiridos por la anterior gestión del Gobierno Regional de Lambayeque (GRL) son motivo de una controversia pese a haber sido licitados para mejorar el servicio de agua potable en zonas afectadas por la contaminación de metales pesados.

Se trata de 100 bombas dosificadoras que aunque fueron transferidas a la Gerencia Ejecutiva de Vivienda y Saneamiento, ahora se indaga su destino final ante presuntos incumplimientos con la empresa que ganó el contrato.

HECHOS

El 10 de abril del 2018, el gobierno regional firmó el contrato de bienes N° 01-2018-GR-LAMB para la “adquisición de bombas dosificadoras de hipoclorito de sodio y mantenimiento de los componentes de infraestructura de agua potable por bombeo” a favor de la gerencia de Vivienda y Saneamiento.

De acuerdo al contrato, al que tuvo acceso Correo, la Empresa NH Industrial S&S SAC obtuvo la buena pro un mes antes -el 9 de marzo- por un monto total de S/494,347.50. Sin embargo, ahora se indaga sobre el destino final de estos equipos.

El último viernes, la consejera regional Mónica Toscanelli Rodríguez visitó el almacén de la sede del gobierno regional donde informaron que el 25 de junio del 2018, las bombas dosificadoras fueron entregadas a la gerencia Ejecutiva de Vivienda.

Además, se indicó que existieron inconvenientes debido a algunos implementos pendientes de entregar por parte de la Empresa NH Industrial S&S SAC.

Pese a la insistencia, Correo no pudo comunicarse con el actual gerente ejecutivo de Vivienda y Saneamiento, Carlos Vargas Regalado ni con el gobernador regional Anselmo Lozano Centurión.

Sin embargo, Julio Huerta Ciurlizza -quien fue titular de dicha gerencia en 2018- confirmó que los equipos quedaron almacenados hasta el término del año pasado en la gerencia de Vivienda.

El exfuncionario refirió que la empresa no llegó a instalar las cien bombas dosificadoras antes del cambio de gestión por presuntas observaciones.

Correo pudo conocer que la empresa enfrenta un proceso de arbitraje con el gobierno regional por el pago pendiente de los equipos. 

Lo más leído