La pena de muerte para violadores entra en debate

Cuatro mujeres autoridades de la región Lambayeque coinciden en que, el agresor sexual muchas veces se encuentra en los hogares
La pena de muerte para violadores entra en debate

La pena de muerte para violadores entra en debate

28 de Octubre del 2017 - 09:10 » Textos: Perla Polo Salés » Fotos: Correo

Ante la alarmante cifra de violación sexual en contra de las mujeres, en su mayoría menores de edad, algunas autoridades del mismo género en la región Lambayeque mostraron su malestar, tanto así que como propuesta de solución una de ellas pide la pena de muerte para estos agresores.

Tal como informó ayer Correo, son 17,000 denuncias por el delito de violación sexual que existen a nivel nacional. Tan solo en Lambayeque se han registrado desde enero del 2017 hasta septiembre, unos 842 casos.

PRONUNCIAMIENTO. Para la regidora de la Municipalidad Provincial de Chiclayo (MPCh), Liliana Barrantes Piscoya, el tema de las violaciones sexuales se da en el Perú porque no existen políticas públicas de salud mental, pese a que tenemos una sociedad enferma.

“Se debería de promover que los estudiantes de los últimos ciclos de psicología sigan trabajando en las prevenciones en las instituciones educativas. Es fácil detectar a un niño que sufre violencia sexual”, sostuvo.

Asimismo, indicó que otra de las medidas para terminar con esas monstruosidades, sería implementando la pena de muerte para cada violador. “Yo estoy de acuerdo con la pena de muerte, aunque desgraciadamente estamos sujetos al pacto de San José - Costa Rica, donde no podemos apelar a esta medida, pero es lo ideal. Sería una adecuada sanción y ejemplar, porque no puede ser que un padre viole a una bebé que apenas acaba de nacer”, acotó.

A su turno, la consejera regional, Perla Fernández Santoyo, dijo que uno de los principales problemas de agresión y violación sexual contra las mujeres viene desde los hogares.

“Todo problema que radica en un tema psicológico como son los violadores viene de familia. Yo creo que actualmente deberían crear un vínculo o códigos con los hijos sin golpes y sin agresiones físicas. El problema principal radica en los hogares y esto tiene que ir de la mano con el manejo en los centros educativos. Además, los maestros deben ayudar a los padres a evitar ese tipo de agresiones”, indicó.

También explicó que la pena de muerte no se daría por los convenios internacionales, pero si se puede considerar la cadena perpetua como una medida de castigo para esas personas “enfermas”.

Por su parte, la fiscal Yvonne Zárate Izquierdo, de la Fiscalía de Prevención del Delito, manifestó que el Estado debe realizar una política criminal.

Es decir, estudiar a la sociedad y las causas, además de los motivos por los cuales se está desbandando la actividad delictiva y no basarse en el estudio de teorías extranjeras, si no en la realidad que se vive. También realizar políticas de prevención de delitos y otro punto de vista es ser bastantes drásticos en las sanciones a los que ultrajan sexualmente.

“Lo lamentable es el desbande de depravados que existen en nuestros país y lo más triste es que esa clase de personas se ve en el entorno familiar, precisamente por ver a los agraviados, la edad y la calidad del sujeto activo, es decir del atacante que lamentablemente resulta ser parientes que tienen la obligación de proteger, sin embargo actúan de lo mas vil lo mas bajo frente a su familiar directo como son los hijos”, añadió.

Finalmente la regidora de la comuna chiclayana, Laura Hernández Torres, declaró que las medidas que se dan en el país son demasiadas blandas para los violadores.

“Ni nosotros, ni nuestros hijos estamos libres de ser violentados. Entre todos debemos de ser mas fuertes y presionar al ente correspondiente para que las medidas sean mas fuertes. La pena de muerte es un tema bastante controversial, debido a que tenemos que respetar la vida del ser humano y más bien se debería dar la castración química para esos enfermos”, puntualizó.