Un obrero fue asesinado de cinco disparos en pueblo joven César Vallejo. Un niño falleció ahogado y dos fueron atropellados.
Un obrero fue asesinado de cinco disparos en pueblo joven César Vallejo. Un niño falleció ahogado y dos fueron atropellados.

Las últimas horas del 2021 fueron violentas en la región, tanto que dejaron seis personas muertas en diferentes circunstancias; sin embargo, la acción que mayor cobró la atención de las autoridades fue el asesinato de un hombre de 35 años a quien sus verdugos le dispararon cinco veces en diferentes partes del cuerpo.

Detalles

El asesinato que conmocionó el pueblo joven César Vallejo se registró al borde de la madrugada de ayer, en el cruce de las calles Poemas Humanos y 6 de Julio.

Allí se encontraba Alejandro Núñez Vilcamango (35), cuando apareció una moto lineal con dos personas vestidos de negro y con sus rostros cubiertos con cascos oscuros quienes desenfundaron sus armas de fuego y le dispararon varias veces.

Según detectives de Homicidios, fueron cinco los disparos que impactaron en la nuca, torax, abdomen y pierna de la víctima. Los atacantes, tras lograr su objetivo se dieron a la fuga sin rumbo conocido.

La víctima fue auxiliada por su amigo Samuel Cueva Purisaca (19), quien lo trasladó al Hospital Almanzor Aguinaga Asenjo de Chiclayo, donde falleció a los pocos minutos de ingresar.

En horas de la madruga, la madre de la víctima, Imelda Vilcamango Mendoza (57), le dijo a los detectives que su hijo no tenía problemas con nadie y que injustamente fue victimado. Los agentes conocieron que el hermano del asesinado está preso en el Penal de Chiclayo, por el delito de robo agravado.

“No tiene antecedentes policiales, no sabemos aún si tiene antecedentes judiciales”, dijo un detective. Sin embargo, por la forma cómo fue victimado Núñez Vilcamago, no se descarta que el móvil haya sido un ajuste de cuentas.

Al lugar del crimen, la mañana de ayer, llegaron peritos de Criminalística de la Policía Nacional y personal de Homicidios para las diligencias correspondientes. En el lugar de los hechos, vecinos aseguraron que la víctima era una persona tranquila y no tenía problemas con nadie. “Este muchacho no se metía con nadie”, aseguraron.

Atropellados

En tanto, en el distrito de La Victoria, perdió la vida José Bustamante Cieza (40), tras ser atropellado por un vehículo en el cruce de la vía de Evitamiento y la calle Cahuide.

El vehículo se dio a la fuga y, por orden del fiscal de Turno de La Victoria, el cuerpo del infortunado hombre fue trasladado a la Morgue de Chiclayo.

También una ciudadana venezolana de aproximadamente 35 años fue atropellada y perdió la vida en plena vía de evitamiento y la calle Zarumilla. Ella fue auxiliada por agentes de Radio Patrulla, que la trasladaron al Hospital Las Mercedes, donde confirmaron su deceso. La extranjera no fue identificada, pues al momento del accidente no portaba ningún documento de identidad.

Horas antes en el distrito de Picsi, un niño de 9 años murió ahogado en la acequia. Fueron los moradores que viven cerca al río Collocsi del distrito de Picsi, quienes alertaron a la Policía, del cuerpo sin vida del menor.

Ello de inmediato motivó a las autoridades a constatar la versión y confirmaron que se trataba de un menor de edad, que estaba en la orilla del río, con el torso desnudo y vestía un short color negro.

Al lugar llegó Rubén Carlesi Rodriguez Balladares (41), quien dijo ser padre del menor de iniciales Q.E.V.F. (09), el mismo que salió a jugar en compañía de su hermano Rubén Rodríguez García (13) y se habría ahogado en el río. El cuerpo fue trasladado a la Morgue para la necropsia de Ley.

Mientras que en la intersección de las calles Emiliano Niño y Llampayec del pueblo joven San Martin en la provincia de Lambayeque, encontraron a Segundo Martín Ramos Chimay (46), sin vida sentado en una mototaxi.

Por disposición del Ministerio Público de Lambayeque, el cuerpo fue trasladado a la Morgue de Chiclayo, para la necropsia de ley.

A esa misma hora en el distrito lambayecano de Chóchope, encontraron el cuerpo sin vida de Vicente Durand Pravia (67).

Angélica María Carranza Castro (34) indicó que se dio cuenta del hecho cuando transitaba recogiendo leña a unos metros de un cerco perimétrico, cerca de un terreno de cultivo.

El cuerpo tenía varios días sin vida y, también por disposición fiscal, fue trasladado a la Morgue de Chiclayo a fin de que se que se le practique la necropsia de ley y determinar las razones de su deceso.