Los ambulantes no se moverán de las calles por Navidad

Piden a alcalde David Cornejo Chinguel dejarlos un año más en las calles que están en los alrededores del centro de abastos. Dijeron que pese a operativos no dejarán los espacios donde están hace varios años
Los ambulantes no se moverán de las calles por Navidad

Los ambulantes no se moverán de las calles por Navidad

03 de Diciembre del 2017 - 08:53 » Textos: Perla Polo » Fotos: Correo

A portas de las fiestas de Navidad y de Año Nuevo, el comercio no se hace esperar y cómo todos los años miles de vendedores formales e informales ofrecerán sus productos en diversos lugares de la Capital de la Amistad.

Es así que a los alrededores del mercado Modelo, gran cantidad de gente llegará en busca de un adorno navideño para decorar sus hogares, y es por ello que los ambulantes ven propicia la ocasión para continuar tomando las calles a través de triciclos o en el suelo, a pesar de que existe una sentencia judicial que ordena desocupar las vías públicas como son las arterias Manuel Pardo, Arica, Balta y Juan Cuglievan.

Haciendo de esa manera, que el centro de abastos continúe siendo una bomba de tiempo.

DESACATO. Algunos comerciantes informales dieron a conocer que si la autoridad municipal los desaloja en esta campaña de Navidad, volverán a ocupar los espacios, debido a que necesitan trabajar.

Cabe indicar que hace unos días personal de la Policía Municipal de la comuna de Chiclayo realizó un operativo para retirar a los ambulantes, pero fue sin éxito, ya que han retornado pese a que el Segundo Juzgado Civil de Chiclayo dispuso que dejen libres las pistas y veredas.

Se pudo verificar que aún siguen expendiendo sus productos como prendas de vestir, juguetes, zapatos, sandalias, frutas y uno que otro ya está ofreciendo los adornos navideños y hasta nacimientos de diversos precios y modelos.

“Pedimos a las autoridades que nos dejen vender, al menos en esta campaña. Tenemos familia que mantener y no hay otro lugar a donde ir. Cuando los municipales hacen operativos nos quitan la mercadería y perdemos entre S/ 2,000 hasta S/ 5,000 de ventas”, sostuvo la comerciante Vannesa Álvarez Vásquez (23).

De igual forma, el vendedor José Mori señaló que son aproximadamente 5 mil los ambulantes que desde hace varios años trabajan en los alrededores del emporio comercial para el sustento de sus casas. Dijo que desde hace cuatro años no cuentan con un dirigente que los respalde.

“Aquí hacen operativos cada fin de semana, pero luego volvemos a ocupar nuestros espacios y aquí nos ve que estamos trabajando normal. Pedimos que nos dejen trabajar en estas campañas porque allí aprovechamos para llevar el sustento a nuestros hijos, esperamos que no nos quiten nuestro negocio que de esto vivimos. Igual no nos vamos a mover de aquí en donde vendemos hace muchos años”, manifestó.

Asimismo, el comerciante informal agregó que varios de sus compañeros anteriormente fueron reubicados en otros mercados, pero se regresaron al poco tiempo al no tener ventas.

“El mercado del Pueblo fue un fracaso porque allá se fueron a trabajar y no vendían nada de sus productos. La gente de toda la región Lambayeque y otras ciudades del país vienen para acá el Modelo y por ende aquí es más comercial. Qué decir del mercado Choquehuanca, que hasta ahora no se termina de construir”, declaró.

SIN ÉXITO. La Policía municipal al parecer acepta que controlar a miles de ambulantes es una tarea imposible, solo hacen su recorrido, cual supervisor que controla la compra - venta de su negocio; mientras tanto el escenario se torna cada vez más peligroso ante un sismo o incendio.

Los policías municipales revelaron que de todas maneras van a continuar con los operativos para erradicar a todos los informales, para ello solicitarán más apoyo de la Policía Nacional del Perú.

Voceros dijeron que esta vez serán más reacios y no tendrán consideración por nadie, además contarán con el apoyo de la Gerencia de Seguridad Ciudadana, para tener más fuerza ante el lanzamiento de todos los ambulantes y así la sentencia dictada no sea letra muerta.

Como se recuerda, el 24 de setiembre del 2016, el juez Juan Terán Arrunátegui, le dio un ultimátum al alcalde de la Municipalidad Provincial de Chiclayo (MPCh), David Cornejo, para que mejore las condiciones del mercado Modelo, tal como lo recomienda el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci).

En su resolución, el magistrado otorga un plazo de 15 días al burgomaestre para que cumpla la sentencia, bajo apercibimiento de ser denunciado por omisión de funciones y desobediencia a la autoridad en caso de incumplimiento de la misma.

El 18 de noviembre de este año, cuando se trató de dar cumplimiento a la medida, los comerciantes ambulantes se enfrentaron a la autoridad para evitar ser desalojados.

Tanto es así que para impedir que los serenos de la municipalidad también decomisen su mercadería, algunas comerciantes se defendieron con palos y otras arrojaron fruta que cayeron en los rostros de algunos funcionarios que ejecutaban el operativo de desalojo.

Esta fue realizada por la Subgerencia de Fiscalización y Seguridad Ciudadana de la MPCh con apoyo de efectivos policiales en las calles José Pardo, Juan Cuglievan y Arica.

Los informales esperan llegar a un buen acuerdo con el burgomaestre para evitar enfrentamientos y tampoco perder su mercadería.

“Queremos que nos dejen trabajar nada más, más aún que en estas fiestas vendemos un poquito más para poder subsistir”, añadió María Morante.