Plan Regulador de Rutas elaborado por la MPCh hace agua por deficiencias

Experto en el tema dice que documento final está incompleto; alcalde afirma no estar de acuerdo con el trabajo culminado; gerente edil asegura que así no lo pasarán a la sesión del concejo para su aprobación y presidente de la comisión de Transporte indica que aún no se lo remiten de manera oficial
Plan Regulador de Rutas elaborado por la MPCh hace agua por deficiencias

Plan Regulador de Rutas elaborado por la MPCh hace agua por deficiencias

18 de Noviembre del 2017 - 08:38 » Textos: Lester Solis » Fotos: Correo

El estudio detallado que la Municipalidad Provincial de Chiclayo (MPCh) encargó elaborar y por el cual pagó miles de soles, conocido como el Plan Regulador de Rutas (PRR) de Transporte Urbano de la Provincia está en el ojo de la tormenta.

Dicho instrumento que supuestamente contendría la gran solución al enorme caos vehicular que reina en nuestra ciudad, así como el mejor control del tránsito y transporte público en la provincia, no convence ni al propio alcalde, David Cornejo Chinguel.

ERUDITO. Para ahondar este amplio tema, Correo conversó con el ingeniero en telecomunicaciones, catedrático de la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo y exgerente de Transportes de la MPCh, Arquímides Jesús Muñoz Zambrano, respetado experto en transporte público en la región.

“El PRR no está completo… ni siquiera habla de regular el transporte en la provincia, solo en el cercado… no han hecho el estudio de movilidad origen- destino de los distritos de Chiclayo”, indicó Muñoz.

El catedrático remarca que tanto la norma, como el propio PRR se titula como un plan provincial, no solo del cercado, pero su contenido solo considera el transporte urbano, más no, el interurbano.

Otra deficiencia anotada por el experto es que, este plan se sustenta en ordenanzas municipales con más de 14 años de antigüedad.

“En mi gestión como gerente de Transportes (periodo de Arturo Castillo, 2003) se emitieron varias ordenanzas, entre estas la creación del primer anillo vial, con el cual sacamos a las combis, colectivos y mototaxis del centro de la ciudad, con estas mismas ordenanzas, 14 años después sustentan este plan, cuando se supone que la realidad es otra, comenzando con el parque automotor”, comentó.

Jesús Muñoz comenta que, el proveedor (responsable de la elaboración de este PRR) debe demostrar con números las rutas propuestas, lo cual pasa por las encuestas origen- destino.

“Si bien es cierto las nombran (encuestas), pero no muestran los datos de hacia dónde se mueve la población y solo hablan del cercado de Chiclayo, lo cual es una deficiencia”, señaló.

SU VALOR. Según las indagaciones, este plan le habría significado a la MPCh un desembolso de 60,000 soles, y esto, para el catedrático, no refleja su valor real.

“Un PRR bien hecho no baja de los 300,000 mil dólares, por todo el despliegue de personal y capacidad técnica, si este ha costado 60,000 soles, no sé cómo lo habrán hecho, quizá por eso le faltan muchas cosas.

Además, para elaborar un PRR, el profesional debió adquirir un software especializado, el cual cuesta 20,000 dólares y en el documento mencionan a una empresa que provee esta tecnología, pero no se sabe si se llegó a comprar”, advirtió.

Otro vacío para el experto es la manera como este PRR mide el congestionamiento o saturación de las vías.

“El mecanismo empleado no es el adecuado, ellos mismos lo dicen en su introducción, que en las vías de mayor tráfico hay vehículos que se estacionan en ambos lados… en base a estas condiciones no se puede hacer una medición confiable…”, expresó.

LAS LÍNEAS. Otro punto lleno de deficiencias para el ducho en la materia son las 12 líneas que este PRR plantea.

“Proponen las líneas y el número de flota que cada una debe tener; por ejemplo, la línea 5, que sale desde la carretera a Pomalca y va hasta Las Garzas (camino a Pimentel), te piden 137 unidades, lo cual es insostenible, no hay un inversionista que compre tal cantidad de custer cuando la movilidad de pasajeros en esta ruta no da para tanto, aquí deberían tener, quizá, 40 unidades, porque hablamos de vehículos de 45 pasajeros…”, detalló.

Para Muñoz, esto posiblemente pondría al descubierto las verdaderas intenciones que guardaría la MPCh con este PRR.

“Lo que yo veo es quizá una intención no declarada en este plan… no dice si van a licitar estas líneas, cuánto van a cobrar por inscripción de unidad, es decir, no hay estudios serios…”, refirió.

También detectó que muchas de las 12 líneas que plantea este PRR están superpuestas sobre otras existentes, lo cual ocasionaría más caos; tampoco dice qué van a hacer con los colectivos que cubren estas mismas rutas.

Por último, Jesús Muñoz deja en claro que, así como fue elaborado este plan, no puede entrar en función.

“Si lo ponen en marcha así colapsaría el transporte en la ciudad, los operadores saltarían en rechazo y se generaría todo un caos”, acotó.

EL ALCALDE. Correo buscó al burgomaestre, David Cornejo Chinguel, a quien le trasmitimos los cuestionamientos que el experto hizo al PRR y la autoridad aceptó, en cierto modo, las serias imperfecciones.

“Yo como alcalde no estoy de acuerdo en el trabajo culminado, que solo se propongan 15 grandes rutas, de las 60 en promedio que existen… ya esta gestión está metiendo casi 250,000 metros cuadrados de asfalto para nuevas vías y estas tienen que estar contenidas en el nuevo diseño, en el nuevo plan”, comentó.

Al preguntarle al alcalde ¿cuánto pagó la MPCh por este PRR?, contestó: “No tengo la idea… sé que lo hizo un ingeniero especialista y hubo una comisión de apoyo”.

Similar respuesta dio cuándo se le interrogó si se compró el obligado software y cuánto costó.

“Temas de definición de carácter contractual mi despacho lo maneja a través de la gerencia general, lo que debo tener presente son los resultados comunitarios”, indicó.

El primer vecino de Chiclayo (Cornejo) también aceptó que ya trabajan para mejorar este plan.

“Por estas razones le he dicho a los transportistas: tenemos que este plan socializarlo y hemos empezado con este acuerdo a tener reuniones para socializar y al final tiene que haber un consenso de manera definitiva, este plan debe contener, a mi juicio, un mínimo de 30 rutas madres con las que esta ciudad debe ordenarse”, puntualizó.

Respecto a la data del año 2014 referente al parque automotor, la cual se utilizó para elaborar este PRR, Cornejo mostró su absoluto malestar.

“No puede ser pues, lo que nosotros queremos es que este plan refleje el bienestar del ciudadano al movilizarse”, dijo.

Al consultarle ¿por qué este PRR siendo de carácter provincial, solo se limita a la parte urbana?, respondió: “Primero hay que ver nuestra ciudad, luego viene la parte del tejido que es lo interurbano… hay que recordar que Chiclayo tiene una población flotante entre los 8,000 y 10,000 personas por día”, recalcó.

Asimismo, consideró una deficiencia que este plan proponga más de 100 unidades por líneas, cuando la visión es descongestionar el centro de la ciudad y hacerlo más peatonal.

“No creo que sea inviable, pero sí tiene que mejorarse… puede ser que se haya hecho una inversión ‘x’, pero tampoco por el apuro o por cumplimiento burocrático voy a someter a la aprobación del acuerdo de concejo este documento sin antes perfeccionarse”, enfatizó.

Por último, el alcalde chiclayano se animó a dar una fecha de presentación del plan con sus mejoras.

“Calculo que debe ser la última semana de diciembre que se esté presentando a la sesión de concejo para su aprobación”, admitió.