Suspenden primera sesión en Municipalidad Provincial de Chiclayo por falta de informes

Regidores criticaron la improvisada reunión que fue convocada para debatir el “desabastecimiento inminente de combustible” para vehículos de serenazgo y maquinaria pesada. Primer regidor reconoció que se cometió un error
Suspenden primera sesión en Municipalidad Provincial de Chiclayo por falta de informes

Suspenden primera sesión en Municipalidad Provincial de Chiclayo por falta de informes

06 de Enero del 2019 - 09:21 » Textos: Alicia Tovar » Fotos: Correo

La nueva gestión municipal de Chiclayo volvió a ser criticada luego que se suspendiera la primera sesión por falta de informes técnicos para sustentar el debate de los temas de agenda.

Regidores de oposición lamentaron la improvisación del acto al que fueron convocados para tratar -entre otros temas- el “desabastecimeinto inminente de combustible”. El teniente alcalde aseguró que se cometió un error al no respetarse la formalidad.

FRUSTADO DEBATE

A través de un documento oficial, los nuevos regidores del municipio de Chiclayo fueron citados a la sesión ordinaria que se realizaría el último sábado.

Al promediar la hora pactada para la reunión (10 a.m.), solo cuatro de los quince concejales llegaron al palacio municipal para conocer más detalles sobre los motivos de la suspensión.

Los regidores Percy Espinoza Gonzales, Jony Piana Ramírez, Andrés Puell Varas y Andrés Calderón Purihuamán coincidieron en señalar que se enteraron de esta decisión a través de mensajes de texto o llamadas telefónicas.

Ninguno de ellos pudo incluso acudir a la oficina del alcalde Marco Gasco Arrobas, ubicada en el segundo piso del palacio municipal, pues el ingreso fue restringido -según informaron- hasta que se instalen los funcionarios.

Para los regidores de oposición, los funcionarios incumplieron con el reglamento interno de la municipalidad, pues fueron notificados apenas un día antes de la fecha anunciada para realizar la sesión.

“Dos o tres regidores de minoría no habían sido notificados por eso es que nos hemos apersonado para saber si se realizaba o no la sesión. No estamos para suspensiones”, manifestó Espinoza Gonzáles.

El regidor de Alianza Para el Progreso (APP) también destacó los regidores tampoco recibieron información técnica sobre dos de los seis puntos de la agenda programada para la sesión.

Según el documento oficial, el concejo iba votar si declaraba en reorganización administrativa el municipio y el Centro de Gestión Tributaria de Chiclayo (CGT).

Al respecto, Espinoza Gonzáles cuestionó esta propuesta debido a que aún no se conocen el número de personal administrativo (obreros y trabajadores) que permanecen en la municipalidad tras los cambios que atravesó después de la detención del exalcalde David Cornejo Chinguel.

“Si no hay esa información, no podemos hablar de un proceso de reorganización administrativa que muchas veces ha servido para reacomodar los cargos y las gerencias al personal que traen”, advirtió.

En ese sentido, el regidor se atrevió a señalar que la nueva gestión edil podría formular cambios en los perfiles y requisitos solicitados para la contratación de funcionarios.

PENDIENTES

Otro de los puntos que también incluía la sesión era la aprobación de la remuneración menual del alcalde y el pago por concepto de dieta a los regidores.

Además, permanecen en suspenso la conformación de las comisiones permanentes de los regidores así como la autorización para el registro de firmas de los funcionarios para el manejo de cuentas bancarias y la firma de documentos de gestión.

Este último aspecto fue destacado por el regidor Jony Piana Ramírez, de Juntos por el Perú, quien crítico que aún no se publique el nombre de todos los gerentes, subgerentes y jefes de los órganos desconcentrados en el portal web del municipio.

“No sabemos quienes son los funcionarios definitivos hasta tener la sesión y que el alcalde nos informe. Realmente, los regidores de minoría carecemos de información que nos permita tomar una decisión”, manifestó.

Al igual que Piana Ramírez, el concejero de APP Andrés Puell expresó su preocupación por el último tema que iba a ser debatido en la sesión.

Se trata de la declaración de “desabastecimiento inminente de combustible Gasohol 84 Plus para las unidades vehiculares y maquinaria pesada”.

El regidor aclaró que este desabastecimiento solo puede ser aprobado si la comuna chiclayana se encuentra en situación de emergencia (debido a desastres naturales) o urgencia.

“No tenemos documentación sobre el sustento técnico y legal para declarar un desabastecimiento. El exalcalde Roberto Torres tuvo una sentencia por comprar fraccionadamente el combustible entonces debemos tener cuidado”, dijo.

Por su parte, Espinoza Gonzáles recordó que si se aprueba el desabastecimiento el municipio estaría habilitado para adquirir combustible a través de compras directas; lo que podría ocasionar opiniones adversas de la Contraloría.

“Estos mecanismos han sido utilizados por la gestión anterior (de Cornejo Chinguel) para procesos de corrupción. No podemos adelantar juicio pero llama la atención porque necesitamos saber cuanta maquinaria pesada usa Gasohol”, aseveró.

Consultado por esta controversial pedido, el teniente alcalde Junior Vásquez Torres aseguró que en realidad se trato de un error en la elaboración del documento que convocó la sesión.

“Estuvo mal redactado. El tema no es desabastecimiento sino adquirir el combustible de acuerdo a la normativa que manda el Estado que es Gasohol 90 y no 84”, argumentó.

Además, el primer regidor confirmó que este tipo combustible solo se requiere para las vehículos de serenazgo mientras que el petróleo es destinado para la maquinaria pesada (volquetes y cargadores) que permiten el recojo de basura.

Lo más leído