Los niños que sufrieron quemaduras son atendidos en el Instituto Nacional del Niño de San Borja. (Cuarto Poder)
Los niños que sufrieron quemaduras son atendidos en el Instituto Nacional del Niño de San Borja. (Cuarto Poder)

El número de niños hospitalizados en el Instituto Nacional de Salud del Niño (INSN) de San Borja por quemaduras, ocurridas durante la cuarentena por el , ha aumentado debido a los tratamientos que se les brinda en sus casas o por accidentes domésticos.

MIRA: Consejos para fortalecer el sistema inmune frente el coronavirus (FOTOS)

En el reportaje de Cuarto Poder se indicó que los menores sufren quemaduras cuando sus familiares les hacen inhalar el vapor caliente del eucalipto, pues muchas personas creen que las vaporizaciones de dicha planta ayudan a prevenir los contagios de COVID-19 y a disminuir los síntomas de la enfermedad.

Además, se señaló que los niños también resultan con quemaduras por tropezar con ollas que contienen un líquido caliente. Así le ocurrió a un menor que, en su afán por recibir una canasta de víveres que estaban repartiendo cerca de su vivienda, corrió y tropezó en la cocina con un recipiente que tenía agua caliente.

En otros casos, los niños se echan alcohol en gel en las manos y, al pasar muy cerca de fogones, se queman las extremidades al ser un producto bastante inflamable. Pedro Miñán, cirujano plástico del Eje de Quemados del INSN de San Borja, expresó que la llama ocasionada por el alcohol en gel es a veces invisible.

En el INSN de San Borja se atiende a 29 niños contagiados de COVID-19. De esa cifra, el 90% viene de provincia y son de escasos recursos.