Damnificados temen ocurrencia de huaicos

Denuncian que no se ha limpiado cauce del río
Damnificados temen ocurrencia de huaicos

Vecinos piden más trabajos en Carapongo

03 de Diciembre del 2017 - 13:56 » Textos: Diana Aguirre daguirre@grupoepensa.pe » Fotos: Diana Marcelo

Preocupación. Un grupo de damnificados de la urbanización Santa María Baja, en Carapongo, quienes desde la caída de huaicos y el desborde del río Rímac en marzo vive en carpas donadas por la Municipalidad de Lima, temen que estos desastres naturales se vuelvan a repetir debido, principalmente, a la desidia de las autoridades.

“Ahora que llega el verano tenemos miedo de que ocurran nuevos huaicos como en marzo. Las autoridades municipales no han limpiado el cauce del río. Por eso es probable que nuevamente haya desbordes y se inunden chacras, casas y negocios”, señaló Irene Lucía Sánchez, una de las damnificadas.

OBRA ABANDONADA

Por otro lado, las obras de ampliación de la autopista Ramiro Prialé -que abarca 20 kilómetros desde la avenida Las Torres, en Huachipa, hasta el puente Los Ángeles- se encuentran paralizadas.Aunque el alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, anunció que la obra sería concluida el 2018, Correo comprobó que los trabajos de ejecución están paralizados.

“No hay maquinarias ni hombres trabajando en la ampliación de la autopista. La obra está abandonada. En algunos tramos de la vía, solo hay piedras, tierra y fierros oxidados. Necesitamos que la autopista esté operativa para ya no sufrir con el terrible tráfico que se genera acá”, sostuvo Mercedes de la Cruz, otra damnificada de la zona de Santa María Baja.

Odebrecht

Afectados culpan a la empresa Odebrecht de la paralización de la obra, debido a que esta compañía estaba a cargo de los trabajos.