Cientos dan último adiós a la joven Eyvi Ágreda (FOTOS Y VIDEO)

Cementerio Belaunde de Comas lució abarrotado de público, que acudió con carteles pidiendo justicia y dura sanción para Carlos Hualpa

04 de Junio del 2018 - 07:39 » Textos: Pedro Meléndez Jiménez (pmelendez@grupoepensa.pe) » Fotos: Pedro Meléndez Jiménez

Con pancartas y gritos pidiendo justicia, un centenar de familiares, amigos y vecinos se hicieron presentes en el cementerio Belaunde, en Comas, para despedir a la joven estudiante Eyvi Ágreda Marchena, quien falleció en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Guillermo Almenara, en La Victoria, 38 días después de haber sido rociada con gasolina y quemada en un bus por Carlos Javier Hualpa Vacas cuando retornaba de su trabajo en Miraflores.

A los airados reclamos de los asistentes al velorio en la calle San Marcos, en Los Olivos, por la inacción de las autoridades ante el incremento de los feminicidios en el país, se sumaron los pedidos de pena de muerte para el agresor de la joven estudiante de 22 años.

Al velatorio, además del presidente Martín Vizcarra, que se acercó la noche del sábado, acudieron el congresista Marco Arana del Frente Amplio y la ministra de la MujerAna María Mendieta, quienes se retiraron sin dar declaraciones a la prensa.

SIEMPRE SOLOS

Sin embargo, llamó la atención que ninguna autoridad del Ejecutivo, del Legislativo, del Poder Judicial, del Ministerio Público o municipal acompañara a Eyvi hasta su última morada.

“El Presidente tiene que parar esta ola de crímenes hacia las mujeres. Exigimos justicia, porque hoy fue Eyvi y mañana ¿quién será?”, se preguntó una integrante del comité de vecinas de Los Olivos que portaba un cartel exigiendo cadena perpetua para Carlos Hualpa, excompañero de trabajo y agresor de Ágreda.

Entierro. Las muestras de dolor por el deceso de la joven estudiante de Administración de Negocios Internacionales se manifestaron durante el entierro realizado en el cementerio Belaunde, donde fue despedida entre lágrimas por sus familiares, quienes en todo momento permanecieron alrededor del féretro luciendo polos blancos.

El sentimiento de impotencia también acompañó a los vecinos de Comas, quienes recibieron a Eyvi en la puerta del cementerio con pancartas que lamentaban las declaraciones del presidente Vizcarra. “Esto fue un feminicidio y queremos que esta situación termine de una vez”, comentaron.