​La informalidad de las agrupaciones políticas

Editorial

25 de Junio del 2018 - 08:23

Así como hace unos días tuvimos una “fiesta” de inscripciones de candidatos a las diferentes alcaldías y gobiernos regionales, ahora hemos comenzado a ser testigos de otro festival, pero esta vez de declaraciones de improcedencias debido, en parte, a la informalidad de las agrupaciones políticas que a cualquier precio, y por razones que sería bueno conocer, buscan llegar a las administraciones locales.

Por ahora, las dificultades de algunas agrupaciones se encuentran a nivel de los Jurados Especiales Electorales (JEE), que son la primera instancia de la justicia electoral, y habrá que ver cómo les va ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) que ojalá, a diferencia de comicios anteriores, sepa resolver con la debida anticipación y no a pocas semanas del proceso del 7 de octubre.

De contar con agrupaciones sólidas y reales, hoy no tendríamos por qué estar viendo situaciones bochornosas como las detectadas en los JEE, que ponen en evidencia la informalidad y hasta la precariedad de la forma en que se hace política para acceder a cargos públicos, desde donde pueden llegar a manejarse millones de soles.

Nuevamente, estamos ante un proceso electoral que demuestra la necesidad de contar con partidos y agrupaciones políticas que no sean “clubes de amigos”, que se forman pocas semanas antes de determinados comicios para luego desaparecer, o “empresas privadas” donde los dueños acomodan a sus parientes y compadres sin importarles qué podrían aportar al Perú.

Lo más leído