La mitad de los trabajadores del país sufre por acoso sexual

Los afectados piensan que denuncias no tendrán resultados
La mitad de los trabajadores del país sufre por acoso sexual

La mitad de los trabajadores del país sufre por acoso sexual

28 de Febrero del 2018 - 12:14 » Textos: Cris Vílchez » Fotos: Angela Ponce

Durante épocas en las que abogamos por la igualdad de derechos, un terrible flagelo sigue afectando de manera camuflada a miles de ciudadanos y, en especial, a la mujeres del país.

La mitad de trabajadores del Perú sufren de acoso sexual en sus centros de labores; pero el problema se encuentra “invisibilizado”, debido a que muchos no realizan las denuncias del caso por el temor a perder sus empleos, según advirtió el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) Javier Barreda.

Incredulidad. “Hay estudios privados que señalan que cinco de cada diez empleados sufren de acoso sexual laboral. Hay mucho temor de perder el trabajo, el sustento diario”, sostuvo la directora de Promoción y Protección de Derechos fundamentales del MTPE, Inés Martens, al conmemorar ayer el Día de la Lucha contra el Hostigamiento Sexual en el Ámbito Laboral.

Subrayó que aunque “sabemos y conocemos que es un problema latente y de violencia”, las denuncias son muy pocas. “Hay una serie de mitos que hacen que ni hombres ni mujeres denuncien. Por ejemplo, creen que no va a pasar nada con la denuncia, porque es palabra contra palabra”, informó Martens, quien anunció que de ahora en adelante las áreas de recursos humanos darán más valor a la palabra del denunciante.

“Práctica colonial”. Al respecto, el ministro Javier Barreda, afirmó que, en el Perú, el abuso y el hostigamiento sexual por factores culturales o de género se ha institucionalizado de manera escandalosa y lamentable. “Se ha heredado de las prácticas coloniales el no decir nada”, refirió.

Los ciudadanos pueden denunciar los casos de hostigamiento sexual en sus centros de labores a través de la web “http://trabajasinacoso.trabajo.gob.pe” o mediante una llamada telefónica al número 0800-1-6872, opción 5.

Según se sabe, los empleadores usan su aparente poder sobre el futuro laboral de sus colaboradores para cometer este tipo de delitos.