Las tarifas eléctricas pueden subir hasta 10% para clientes residenciales en el 2020

Se elevaría cinco veces más para los clientes libres
Las tarifas eléctricas pueden subir hasta 10% para clientes residenciales en el 2020

Las tarifas eléctricas pueden subir hasta 10% para clientes residenciales en el 2020

01 de Marzo del 2018 - 12:45 » Textos: Clorinda Flores | María C. Medina » Fotos: Correo

Si en los próximos dos años la actividad económica del país mantiene un ritmo sostenido, la demanda de energía eléctrica crecerá y agotará la reserva que se genera en base a gas natural y agua, señaló a Correo César Gutiérrez, especialista en el tema.

Ello, según explicó, obligará a “poner mano” a la energía eléctrica que se produce con diesel, la que es más cara; por lo tanto, las tarifas eléctricas para el sector doméstico se incrementarán en 10%.

En tanto, los clientes libres (unas 593 empresas), aquellos que contratan directamente con las productoras, también se verán afectados. “Aquellos que terminen su contrato en el 2020 verán incrementar sus tarifas cinco veces más a la que tienen ahora”, precisó.

RESPONDE. Gutiérrez hizo esta precisión a lo dicho por el viceministro de Energía, Raúl García, quien afirmó que el Gobierno ya maneja opciones preliminares de proyectos que pondrán fin a la controversia entre generadores y distribuidores de energía eléctrica; los segundos dicen que impacta en las tarifas que se aplican a los clientes regulados (residenciales).

Refirió que en las próximas semanas serán presentados esos proyectos.

Esta controversia surgió porque los generadores (especialmente los que producen en base a gas natural) cobran una tarifa 50% menor a los clientes libres (empresas), no dejando a las distribuidoras la opción de aplicar una tarifa similar a los regulados, por lo que aumenta el precio de la energía a los consumidores domésticos.

“Antes de pensar o subir tarifas, el Gobierno debe buscar la forma de evitar que en el 2020 se apele a la energía eléctrica en base a diesel, que es la más cara”, comentó.

IMPORTACIÓN DE GAS LICUADO 

Al respecto, Gutiérrez señaló que el Gobierno puede promover, en tanto se dé una salida al gasoducto del sur, la importación de gas licuado, en barcos especiales, que provean de este combustible a las generadoras que así lo consideren, a fin de evitar el uso de diesel.

“Importar gas licuado, que luego se regasificará en el mismo barco, es caro, pero es menos costoso que producir energía eléctrica con diesel”, explicó.

Dijo que esa forma de generar energía se conoce como sistema FSRV, que puede ponerse en práctica en el país mientras se tome una decisión con relación al gasoducto.

Lo más leído