Los desafíos de la universidad latinoamericana en el siglo XXI

​La baja empleabilidad, la deserción y discordancia con lo que quiere el empresariado, obliga a dejar la enseñanza tradicional
Los desafíos de la universidad latinoamericana en el siglo XXI

Los desafíos de la universidad latinoamericana en el siglo XXI

11 de Julio del 2017 - 20:45 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: Correo

La educación universitaria está viviendo una revolución en el mundo y Latinoamérica no es la excepción, por lo que debe prepararse para afrontar los grandes desafíos que se vienen. Así lo aseveró el conferencista Daniel Aldana, magíster en Tecnología y Política del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT).

Aldana, quien brindó una charla magistral en la ceremonia central por el 19° aniversario de la Universidad Continental el pasado 30 de junio, dio los detalles sobre lo que ocurre en el globo.

Desde el 2000 al 2017 se ha incrementado de 20 a 30% el acceso a la educación superior; en tanto que en Latinoamérica y el Perú la cifra se ha elevado de 20 al 40%.

“El país está cambiando, las universidades están llevando nuevas oportunidades a los muchachos, muchos son los primeros en su familia en ir a una universidad”, apuntó.

Este crecimiento está bien en térninos de accesibilidad -refirió- pero se afronta nuevos problemas como la baja empleabilidad, la discordancia entre lo que se enseña y lo que necesitan las empresas y la deserción de quienes inician una carrera.

TRAGEDIA

Según Aldana, solo el 60% de estudiantes terminan el programa que han empezado, mientras que el 40% se queda en el camino. En ese panorama instó a los centros de educación superior a trabajar su sentido de responsabilidad social.

Precisó también que los profesionales entre los 20 a 24 años son los más desempleados, pese a que son los más dispuestos a trabajar, por lo que se desperdicia un recurso humano importante. Las empresas se quejan también de que no les enseñan lo que ellos necesitan.

Bajo este contexto Aldana invocó a ser parte del cambio y dejar de ser universidades tradicionales. Contó que universidades precursoras como Harvard, el MIT y Stanford empezaron con los cursos masivos abiertos en línea y ahora son 700 universidades en todo el mundo que también los dictan y hay 58 millones de personas que los han tomado.

MODELOS

Otra modelo a seguir es la formación de competencias específicas, como ocurre en la India donde se dictan cursos en semanas y se garantiza la empleabilidad, a través de un convenio con la empresa.

Las universidades nómades es otro caso, siguiendo la premisa de que las universidades están donde están los estudiantes y el mundo es su campus. Conectados a través de una red global, los alumnos reciben cursos y son ellos quienes evalúan a sus docentes.